Exponen los secretos de la desconocida Siberia, una región en la que cabría 26 veces España

  • La muestra 'Siberia, al borde del mundo' muestra en Manchester la realidad de una región semidesconocida pese a que ocupa el 9% de la superficie de la Tierra.
  • Fotos de los residentes —40 millones, con una densidad de un habitante por cada 92 kilómetros cuadrados—, taxidermia, arqueología, datos geografícos...
  • La gran estrella de la exposición iba a ser la cría de mamut Masha, de entre uno y tres meses, encontrada en perfecto estado en el hielo, pero no ha viajado.
Foto de un niño de uno de los 85 grupos étnicos que habitan Siberia
Foto de un niño de uno de los 85 grupos étnicos que habitan Siberia
© Lyudmila Lipatova (Salerkhard, Russia)

¿Qué sabemos acerca de Siberia? La pregunta podría conducirnos a una serie de clichés: la inmensidad, el ferrocarril transiberiano, el terreno donde se erigían casi todos los gulag, los campos de trabajo y exterminio donde el comunismo deportaba a sus disidentes o enemigos (práctica que no ha abandonado el régimen autárquico actual: en Siberia encarcelaron a una de las Pussy Riot), los agujeros 'del fin del mundo'...—.

La exposición Siberia: At the Edge of the World (Siberia, al borde del mundo) revela una realidad bastante poco conocida. Por ejemplo: en esta región eternade tratarse de un país sería el primero del mundo en superficie, con 13,1 millones de kilómetros cuadrados, equivalentes a 26 veces España— es posible pasar mucho frío (entre 35 y 40 grados bajo cero de media en invierno en Yakutsk, la ciudad más helada del planeta, y nada menos que hasta -71º en la aldea de Oimiakón, el polo de frío del hemisferio norte), pero también mucho calor (unos 40º en zonas del sur, donde se cultivan, por ejemplo, sabrosos melones).

85 grupos étnicos

Esa cualidad extrema hace que la muestra, programada por el Museo de Manchester hasta el uno de marzo de 2015, tenga el carácter de un gabinete de secretos para conocer a los residentes en Siberia —sólo 40 millones de personas, una por cada 92 kilómetros cuadrados de 85 grupos étnicos distintos repartidos en tres enormes regiones administrativas: Distrito Federal de los Urales, Distrito Federal de Siberia y Distrito Federal del Lejano Oriente—, su historia, antecedentes arqueológicos, flora y fauna, modos de vida y accidentes geográficos notables.

A última hora y por circuntancias que nadie quiere explicar ha fallado la estrella de la exposición, Masha, un especimen de cría hembra de mamut lanudo de entre uno y tres meses de edad encontrado en 1988, enterrado en el hielo y en perfecto estado de conservación, unos 42.000 años tras su muerte. El museo, que había vendido a bombo y platillo a Masha como gancho para la muestra, se limita a hablar de "imprevistos" para explicar la ausencia del pequeño animal, propiedad de la Academia de Ciencias de San Petersburgo.

Un gran oso pardo

Pese a todo, en Siberia: At the Edge of the World habrá un modelo de esqueleto adulto de mamut cedido por el Museo de Historia Natural de Londres y algunos animales siberianos taxidermizados, entre ellos un gran oso pardo —comprado por el museo para la exposición—, un reno, lobos y raras aves de la zona. Se podrán ver también huesos de morsa, el colmillo de un mamut y ejemplos de arte nativo donde se revela la importancia de la caza y la pesca en una región donde las distancias son inabarcables y el autoabasteciento de alimento siempre fue primordial.

La exposición muestra como influyen en la vida el tamaño —el 77% de toda Rusia es siberiana—, la posición geográfica, la riqueza de los acuíferos —el Baikal, con 636 kilómetros de longitud, 80 de anchura y casi dos de profundidad máxima, es el más grande de los lagos de agua dulce en Asia y el más profundo de todo el mundo— y los recursos naturales —con algunos de los depósitos más grandes del mundo de níquel, oro, plomo, diamantes, zafiros, plata y zinc, así como los extensas reservas inexplotadas de petróleo y gas natural—.

Zona de confinamiento

El notorio papel de Siberia como zona de confinamiento de insurgentes, disidentes y delincuentes es explorada mediante una colección de fotografía y cuadros de varias épocas. Uno de los responsables de la muestra, Dmitri Logunov, opina que es la "primera vez que las maravillas de Siberia se muestran en el Reino Unido", ofreciendo la oportunidad de "ver más allá de los estereotipos".

"Siberia ha moldeado la identidad nacional de Rusia" pese a que se trate de un territorio "semidesconocido", dicen los organizadores de la muestra, que destacan las "antiquísimas tradiciones de los nativos" —tribus nómadas en origen— y la "rica mezcla de culturas y religiones del área".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento