El expresidente Jordi Pujol declarará como imputado ante el juez el próximo 27 de enero

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol en el instituto Montserrat de Barcelona, donde depositó su papeleta en la jornada participativa.
El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol en el instituto Montserrat de Barcelona, donde depositó su papeleta en la jornada participativa.
Marta Pérez / EFE

La titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Barcelona ha imputado al expresidente de la Generalitat Jordi Pujol; a su esposa, Marta Ferrusola, y a tres de sus hijos —Marta, Mireia y Pere— por fraude fiscal y blanqueo de capitales al considerar "sospechoso" que sus fondos provengan de una herencia de más de 30 años atrás sin documentar. Los cinco deberán declarar el próximo 27 de enero.

Jordi Pujol es el primer expresidente de la Generalitat restaurada que es imputado por la justicia por un supuesto fraude fiscal. Además, será la segunda vez que se enfrentará a la justicia, después de que el magistrado Ignacio de Lecea le tomara declaración durante dos horas y media en octubre de 1984 por el caso Banca Catalana.

En aquella ocasión, el magistrado acudió a la entonces residencia oficial de Pujol en la Casa dels Canonges ya que era president de la Generalitat, una situación que no se repetirá en enero de 2015, cuando deberá desplazarse a la Ciudad de la Justicia a declarar, junto con su esposa y tres de sus hijos.

La jueza Beatriz Balfagón ha tomado la decisión de imputar a estos cinco miembros de la familia Pujol-Ferrusola les tras recibir sus declaraciones de renta y patrimonio complementarias que entregaron a la Agencia Tributaria, en las que reconocen incrementos patrimoniales no declarados anteriormente. Ferrusola y sus tres hijos regularizaron en julio fondos procedentes de Andorrra poco antes de que su esposo y padre confesara públicamente la ocultación de la fortuna durante 34 años.

Para la magistrada, "la ocultación de un patrimonio en el extranjero, aun sin conocer su importe, titularidad, origen o gestión lleva a pensar en la comisión de un delito contra la hacienda pública (...)". Es por eso que ha ofrecido a la Agencia Tributaria la posibilidad de presentarse como "posible perjudicada por los hechos objeto de esta causa".

Pero la instructora cree que incluso podría tratarde de un delito de "blanqueo de capitales si no puede esclarecerse el origen de esos fondos". De momento, agrega en su auto, no se puede vincular la fortuna de los Pujol a comisiones ilegales por la adjudicación de obra pública de la Generalitat, pero apunta que "no deja de ser sospechoso el hecho de que los fondos provengan de una herencia de más de treinta años atrás sobre la que no se aporta ninguna documentación (...)". Pujol no ha aportado el testamento de su padre y ni la aceptación de la herencia por parte de su esposa.

En su auto de imputación también solicita información sobre la investigación por blanqueo de capitales que un juez de ese país tiene abierta contra el expresidente catalán y averiguar si la familia dispone de cuentas en el mismo. 

El portavoz del Govern y consejero de Presidencia,  Francesc Homs, ha pedido "respeto a la presunción de inocencia" al conocer la noticia durante la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo catalán. La Generalitat no se personará porque su obligación es "preservar el interès general, no actuar por un criterio de relevancia". Ha agregado que los servicios jurídicos de la Generalitat deben "defender  los intereses de la Generalitat" y, a juicio de Homs, es un caso de interés "personal".

Casi dos millones más

Según las declaraciones complementarias por el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) y del patrimonio presentados ante Hacienda por el expresident, Marta Ferrusola y sus hijos, correspondientes a los ejercicios del 2010, 2011, 2012 y 2013, los Pujol habrían acabado pagando casi dos millones de euros más de los que deberían haber declarado cuando tocaba. La Agencia Tributaria así lo indica en la información que ha enviado al juzgado que tramita la denuncia del sindicato Manos Limpias contra Pujol y su familia más directa.

En esta comunicación, se indica que Marta Pujol Ferrusola declaró un IRPF de 16.000 euros el año 2010, una cifra que se convirtió en 611.203 euros cuando presentó la declaración complementaria en julio de este año. Pere Pujol declaró un IRPF en 2010 de 200.000 euros que se convirtieron en 830.000 euros en la declaración complementaria el 14 de julio pasado.

Mireia Pujol declaró en junio de 2011 que en 2010 tenía una base imponible de 21.200 euros y en julio de este año esa cifra había aumentado en más de un millón de euros, hasta 1.141.159 euros. Oleguer Pujol pasó de declarar 300.000 euros correspondientes al IRPF de 2009 a 1.055.000 euros en la declaración complementaria de este verano pasado, según los datos de Hacienda.

Por su parte, la esposa del expresident y madre de los anteriores, Marta Ferrusola, pasó de declarar 26.171 euros en 2011 de IRPF a 921.900 euros en la declaración complementaria. Oriol Pujol, imputado en el caso de las ITV, hizo una declaración complementaria por el IRPF del año 2012, presentada en junio de este año, con un resultado a ingresar de 232,79 euros, mientras que del expresident de la Generalitat no constan declaraciones complementarias ni por IRPF ni por el impuesto sobre el patrimonio de los ejercicios 2010 a 2013.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento