La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, se enfrenta el próximo día 27 al reto de renovar su cargo cuatro años más con un programa cargado de nuevos retos, convencida de que ha cumplido sus compromisos esta legislatura y tranquilida porque, según dice, ha "colmado" sus aspiraciones políticas en la presidencia regional.
Aguirre termina un mandato más corto de lo habitual, que sólo ha dudado tres años y medio debido al popular "Tamayazo"

Un mandato más corto de lo habitual, que sólo ha dudado tres años y medio debido al popular "Tamayazo", que obligó a repetir las elecciones autonómicas madrileñas en octubre de 2003 ante la imposibilidad de formar un gobierno de izquierdas, ganador en aquellos comicios.

En aquella ocasión, Aguirre fue la candidata más votada y las urnas le dieron 55 diputados en la Asamblea de Madrid, que no fueron suficientes para que el PP gobernara en solitario.

Cinco meses después, en la segunda vuelta electoral que hubo que celebrar en la Comunidad de Madrid, Aguirre volvía a ser la candidata más votada y esta vez lograba la mayoría absoluta, con 57 escaños.

26 años en la política

En noviembre de 2003, es proclamada presidenta de la Comunidad y desde entonces hasta hoy, se enorgullece de haber cumplido objetivos como realizar "la ampliación de Metro más grande de la historia" (90 nuevos kilómetros), reducir a 30 días la lista de espera quirúrgica, implantar el bilingüismo en colegios públicos madrileños, bajar o eliminar impuestos y haber creado 400.000 puestos de trabajo.

A sus 55 años de edad y 26 de carrera política, Aguirre  ha sido la primera presidenta electa de una comunidad autónoma

A sus 55 años de edad y 26 de carrera política, Esperanza Aguirre ostenta el privilegio de haber sido la primera presidenta electa de una comunidad autónoma española.

Además, ha sido  la senadora más votada en unas elecciones democráticas y la primera mujer que presidió la Cámara Alta, cargo que ocupo entre marzo de 1999 y octubre de 2002.

Anteriormente fue concejala del Ayuntamiento de Madrid por la extinta Coalición Popular, de donde pasó después a Alianza Popular y finalmente al PP, en el que ocupó varios puestos de responsabilidad hasta que en octubre de 2004, llegó al más alto a nivel regional: la presidencia de los populares madrileños.

En 1996 abandona el Ayuntamiento de Madrid, después de haber estado allí 13 años, para ocupar la cartera de Educación y Cultura bajo la presidencia de José María Aznar.

Polémica biografía

A comienzos de 2002 vuelve a la política madrileña como candidata del PP a la presidencia de la Comunidad y deja su puesto de presienta del Senado al también ex ministro Juan José Lucas.

Esperanza Aguirre Gil de Biedma está casada con Fernando Ramírez de Haro, Conde de Murillo y Grande de España, con el que tiene dos hijos, Fernando y Álvaro, a los que dedica su escaso tiempo libre que compagina en sus tiempos de ocio con el golf, deporte en el que tiene hándicap ocho.

Hace seis meses se publicó "La Presidenta", una biografía autorizada de Esperanza Aguirre cuyo lanzamiento estuvo rodeado de polémica por las afirmaciones que aparecen en el libro sobre el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón con el que, sin embargo, asegura que les une y siempre les ha unido una profunda, estrecha y antigua amistad.