La oratoria brillante, la rapidez mental y un dominio casi insuperable del sarcasmo y la ironía definen el talante político del candidato de IU a la Alcaldía de Madrid, Ángel Pérez Martínez, madrileño de 53 años y oficial industrial de profesión.

El candidato de IU es un profundo conocedor de la capital, "de las inquietudes y carencias de sus distritos"
Tras el paréntesis de los últimos tres años como diputado nacional, Pérez se enfrenta a las elecciones municipales con la veteranía que le aportan ocho años como portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, a la que fue cabeza de lista en 1995 y 1996, y tres años de coordinador de la formación madrileña (1994-1997).

El candidato de IU es un profundo conocedor de la capital, "de las inquietudes y carencias de sus distritos", y tiene muy claro el modelo de ciudad que quiere para Madrid: calidad de vida para sus ciudadanos dotando los barrios de los servicios públicos necesarios para que todo madrileño cuente con una escuela infantil, un centro de salud o una residencia de mayores a no más de diez minutos andando de su vivienda.

Movimiento vecinal

Militante de izquierdas desde los 16 años, Pérez cuenta con una trayectoria política muy ligada al movimiento vecinal (fundó de la primera Asociación de Vecinos de Retiro, "El Bosque",) y sindical, en la que ha destacado más por sus capacidades de orador que de tenacidad en el trabajo.

Pérez concurre a las elecciones doce años después de enfrentarse por primera vez a Alberto Ruiz-Gallardón
 Doce años después de enfrentarse por primera vez a Alberto Ruiz-Gallardón en unos comicios, asegura que entre ellos sólo ha cambiado "que son más mayores y que en el caso del Ayuntamiento se ven obligados a hablar de temas más concretos", porque, en lo político, siguen siendo "radicalmente opuestos".

Pérez propugna "un cambio de raíz" en el Consistorio, donde lo importante no sea el diseño de la ciudad sino la calidad de vida de sus ciudadanos, y condiciona una futura alianza con el PSOE, a que este partido haga políticas "verdaderamente alternativas y de izquierdas" y se aleje de "fórmulas económicas mágicas" que, "por lógica, están condenadas al fracaso".

En su programa electoral, que tiene como lema "Con IU es posible", promete trabajar por un Madrid sin precariedad laboral y por la defensa de unos servicios públicos de calidad, "que permitan a los ciudadanos realizar sus proyectos personales y familiares".

Frente a "los bosques de Robin Hood" que según él promueve el PP ("quedarse con los bosques, privatizarlos y dárselos a sus amigos para que los exploten"), Pérez quiere que el cuento 'Robin Hood de los bosques' vuelva a su argumento original "y Robin quite a los ricos para repartirlo entre todos"