Las obras millonarias
"Le pot de géranium" (1915), "Project pour un monument" (1981) y "L'homme qui chavire" (1950). 20MINUTOS.ES

Los artistas Alberto Giacometti, Joan Miró y Juan Gris, batieron récords en una subasta celebrada hoy en Christie's, en la que el entusiasmo por un mercado del arte robusto se manifestó en buenos precios de venta en varios segmentos.

La obra de Gris, Le pot de géranium (1915), sobrepasó su propio récord al venderse esta noche en 18,5 millones de dólares, cifra que incluye las comisiones de la firma y que se sitúa ligeramente por encima del estimado máximo de 18 millones de dólares.

El anterior récord de Gris era de 8,4 millones de dólares, alcanzado cuando esta misma obra se vendió en mayo del 2002 en la casa rival Sotheby's.

La pintura, un colorido bodegón de estilo cubista, está considerada como "una guía para entender la composición del artista, su tema favorito, sus intereses formales y sus preocupaciones cromáticas", según los expertos de Christie's.

Sotheby's había vendido esta misma obra en 2002 y ahora ha costado 10 millones más.

"La pintura muestra la expresión del cubismo sintético más profundamente inventiva y ricamente imaginativa de Gris, todo esto imbuido del genio de un maestro del color", señala el catálogo de la subasta de Arte Moderno e Impresionista de la firma.

Otra de las estrellas de la noche fue Joan Miró, cuya escultura, Project pour un monument (1981), superó las expectativas tras ser adquirida por un marchante europeo en 9,8 millones de dólares, muy por arriba de su valor estimado máximo de cinco millones de dólares.

El precio de venta supone un nuevo récord para una escultura del artista, y uno espectacular, al superar el de 1,1 millones de dólares logrado por la venta de Personnage, hace exactamente un año en Sotheby's.

 

El total de lo recaudado en la subasta fue de 236,4 millones de dólares.

 

La obra de Alberto Giacometti despertó mucho interés en la subasta, y entre sus esculturas de bronce destacó L'homme qui chavire (1950), vendida en 18,5 millones de dólares, un récord mundial para el artista suizo. El precio de venta superó con creces el calculado máximo de 8,5 millones de dólares.

De hecho, otra de sus esculturas, Femme de Venise I (1957), también se remató por un precio que casi duplica su valor estimado máximo de 4,5 millones de dólares, esto es, en 8,1 millones de dólares. La escultura fue adquirida por un marchante europeo.

Otras obras millonarias

El óleo de Picasso Tete et main de femme (1921), que había estado en la colección de los herederos de Alphonse Kann desde que le fuera restituido en el 2003, se ubicó entre los diez lotes mejor vendidos de la subasta, al rematarse en 18,5 millones de dólares.

Otros artistas destacados fueron el expresionista alemán Ernst Ludwig Kirchner, con la venta de Dodo mit grossem Facher en 12,9 millones de dólares, y René Magritte -que raramente sale a subasta- por la venta de Le Banquet, en 6, 7 millones de dólares.

El total de la subasta fue de 236,4 millones de dólares -cerca del estimado máximo de 245 millones de dólares-, por la venta de 68 lotes de los 78 ofrecidos.

El perfil de los compradores fue muy interesante: 29 por ciento de EEUU -quizás, el más bajo del que se tenga memoria, según Burge-; 48 por ciento de Europa; dos por ciento de Asia, y 21 por ciento "otro".