Los antiparquímetros deslucen el pregón
Un grupo de manifestantes protestan en contra de los parquímetros durante el pregón de las fiestas de San Isidro 2007 (EFE/ VÍCTOR LERENA) EFE/ VÍCTOR LERENA

El cantante Nacho Cano dio ayer  inicio a las fiestas de San Isidro con el tradicional pregón en la plaza de la Villa, que apenas se pudo oír debido a la sonora protesta de los colectivos 'antiparquímetros', al igual que ocurrió el año pasado con Miguel Bosé en el papel de pregonero.

Lo que ha quedado claro es que en Madrid todo el mundo puede hacer lo que le dé la gana, hasta joder el pregón de San Isidro

Nacho Cano subió al escenario acompañado del alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, y de la concejal de las Artes, Alicia Moreno, mientras sonaba la canción 'Hoy no me puedo levantar', del grupo Mecano.

En un primer momento, Cano intentó calmar a quienes protestaban, argumentando que Ruiz-Gallardón había tenido "aciertos y quizá también algún error" y explicó que "en cualquier caso" él no era el alcalde.

Al no conseguirlo, procedió a la lectura del texto, que quedó ahogada entre los abucheos, silbidos y gritos que profirieron los 'antiparquímetros' y los vecinos del Nudo Sur que se han venido manifestando contra las obras de la M-30, especialmente por la chimenea del parque Tierno Galván.

Nacho Cano leyó dos textos, uno escrito por un actor amigo suyo y el otro por su padre, en los cuales se exaltaba de forma literaria las virtudes de la ciudad de Madrid, célebre por sus fiestas, gentes y "parquímetros", bromeó el músico.

"Lo que ha quedado claro es que en Madrid todo el mundo puede hacer lo que le dé la gana, hasta joder el pregón de San Isidro", sentenció el cantante.

El 'candidato' a la alcaldía de Madrid Ruiz-Vampirón acudió a la cita en compañía de sus fieles y se sumó a los bailes de los gigantes luciendo para la ocasión una tradicional boina de chulapo.