La ministra Espinosa, inusual cortadora de jamón
La ministra Espinosa, durante su visita a China para promocionar el jamón, en mayo (J. F. Domene). JOAN F. DOMENE

El jamón puede ser, muy pronto, un producto tan popular en China como su cocina o sus tiendas lo son en nuestras grandes ciudades. Un acuerdo entre el gobierno español y chino puede facilitar las exportaciones de nuestro manjar patrio a un mercado de más de 1.000 millones de consumidores potenciales.

Para conseguirlo, una delegación española encabezada por la titular del departamento, Elena Espinosa, se encuentra en China para cerrar las negociaciones con las autoridades del país que llevan abiertas más de tres años.

Espinosa, que este jueves ha inaugurado la feria alimentaria SIAL en Shangai, ha explicado que los trámites para obtener esa autorización están prácticamente finalizados una vez se ha completado el expediente exigido por las autoridades de Pekín y se ha elaborado el protocolo que ha de dar via libre a la exportación de nuestro jamón.

Visto bueno de los técnicos chinos

Una vez firmado, sólo faltará que una delegación china integrada por técnicos de sanidad animal visite España para dar el visto bueno a todos los procesos de elaboración y curación de los productos porcinos.

Para abrir boca, el ministerio presentó el jamón en la feria alimentaria de Shangai

Para abrir boca, el ministerio de Agricultura español presentó ayer el jamón al público chino en el SIAL, tras obtener una autorización especial del Gobierno chino que permitió la entrada de 20 kilos en el país asiático.

Esa es, según la ministra Espinosa, una clara muestra de la voluntad de Pekín de aceptar importaciones españolas de productos derivados del cerdo.

"Que sepan de qué estamos hablando"

“Les vamos a dar a probar nuestro jamón para que sepan de lo que estamos hablando”, apuntó la ministra.

El país de la Gran Muralla, con 1.300 millones de habitantes, es un mercado muy atractivo para el sector alimentario español, pero además sería un paso decisivo para abrir las puertas de otros países de la zona con los que también se están negociando acuerdos similares.

China, la puerta a todo un continente

Que el jamón se venda en China abre la puerta a su introducción en Taiwan, Corea del Sur, Vietnam, Singapur y Tailandia

Se está negociando con Taiwan, Corea del Sur, Vietnam, Singapur y Tailandia para que sigan sus pasos y Hong Kong ya permite las importaciones. De hecho en algunos supermercados chinos ya se empieza a ver jamón español antes de ser autorizado porque llega desde la ex colonia británica.

España produce cada año unos 3 millones de toneladas de carne porcino, de las cuales 750.000 se destinan a la exportación, principalmente a la Unión Europea. China es el primer productor porcino del mundo, pero no dispone prácticamente de una industria elaboradora.

Acuerdos entre empresas de ambos países

El ministerio de Agricultura ha ofrecido también a las autoridades de Pekín la posibilidad de establecer acuerdos de colaboración con empresas españolas para que trabajen con las compañías locales y desarrollar este sector.

La ministra se reunirá este viernes en Pekín con su homólogo chino y con el responsable de seguridad animal para cerrar el protocolo en el que está trabajando el ministerio con el fin de garantizar que los productos españoles cumplen las normas sanitarias y ofrecen todo tipo de garantías.

China seguiría así los pasos de Estados Unidos, que abrió su mercado al jamón español en 1991, aunque por ahora no admite productos elaborados en los mataderos de nuestro país, Rusia, México y Brasil, que a mediados de abril autorizó la entrada de los productos porcinos procedentes de España.