El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha firmado este lunes con los líderes de CC OO, UGT, CEOE y Cepyme, Ignacio Fernández Toxo, Cándido Méndez, Juan Rosell y Antonio Garamendi, respectivamente, el acuerdo sobre la nueva ayuda a parados de larga duración. Tras presidir la firma de este acuerdo, el presidente ha querido matizar sus palabras de la pasada semana: "La recuperación no será completa hasta que no llegue a cada español que no tiene trabajo y no se sienta en los bolsillos de todos los españoles".

Después de reiterar que "en muchos aspectos la crisis es historia del pasado", Rajoy ha admitido que "no son historia sus secuelas". "La recuperación no ha llegado a todos ni a todos por igual", ha agregado.

Los primeros en estampar la firma al acuerdo han sido los presidentes de CEOE y Cepyme. Esta imagen ha tenido un significado especial, ya que ambos representantes se disputarán este miércoles la Presidencia de la patronal.  A continuación, los firmantes han sido los secretarios generales de CC OO y UGT, quienes han pasado el testigo, finalmente, a la ministra de Empleo, Fátima Báñez.

El acto se ha celebrado en el Palacio de la Moncloa, apenas once días después de la reunión que celebraron las partes, para darle un impulso al programa de activación para parados de larga duración, del que forma parte esta ayuda.

Está previsto que el programa dure 15 meses, a partir del 15 de eneroEsta nueva prestación consiste en 426 euros mensuales durante seis meses y a ella podrán acceder los parados de larga duración (más de un año en el desempleo) que hayan agotado todas las prestaciones, carezcan de ingresos y tengan cargas familiares.

La ayuda tendrá un coste de entre 1.000 y 1.200 millones de euros, elevará la tasa de cobertura de protección por desempleo entre siete y ocho puntos, hasta situarse en el 65% a mediados de 2015, y beneficiará a entre 400.000 y 450.000 desempleados.

Mientras reciben acciones de formación y orientación, los desempleados de larga duración que cumplan determinados requisitos cobrarán esta ayuda, aunque el objetivo final es que vuelvan al mercado laboral. Por eso se engloba en un programa más amplio para la activación laboral de este colectivo.

Los beneficiarios suscribirán un compromiso de actividad y el servicio público de empleo tendrá un mes para diseñarles un itinerario laboral personalizado en base a sus cualificaciones. Tendrán un tutor/orientador y el servicio público de empleo será el encargado de hacerles llegar posibles ofertas de empleo.

Compatible con el empleo

La ayuda será compatible con un puesto de trabajo por cuenta ajena. Del salario que se perciba por ese empleo se descontará la ayuda, de manera que el coste laboral estará cofinanciado entre la empresa y el servicio público de empleo.

Los posibles beneficiarios de este programa son los parados de larga duración que hayan trabajado por cuenta ajena en algún momento, que estén inscritos como demandantes de empleo a fecha 1 de diciembre de este año, que hayan dejado de recibir prestaciones al menos seis meses antes de solicitar la ayuda incluyendo el Prodi, el Prepara y la Renta Activa de Inserción (RAI), que tengan cargas familiares, sin otro tipo de rentas y que hayan dejado de percibir prestaciones al menos seis meses antes de solicitar esta ayuda.

Está previsto que el programa dure 15 meses (del 15 de enero de 2015 y al 15 de abril de 2016), aunque tres meses antes de que finalice se evaluarán los efectos que ha tenido y su posible prórroga.