Mezquita
Dos fieles musulmanes leen un texto sagrado en una mezquita. GTRES

Las fuerzas de seguridad investigan a un imán residente en España llamado Salahuddín Al Mussaoui por difundir mensajes antisemitas en un discurso en el que pide la destrucción de los judíos y llama a apedrearles y no dejar ninguno con vida, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

Oh Allah! Destruye a los judíos usurpadores ¡Oh Allah! El más misericordioso, arroja piedras contra ellos ¡apedréalos!"¡Oh Allah! Destruye a los judíos usurpadores ¡Oh Allah! El más misericordioso, arroja piedras contra ellos ¡apedréalos!, no dejes ninguno de ellos". Esta es una de las frases contenidas en una 'jutba' de más de 30 minutos de duración pronunciada por este líder religioso musulmán en Azuqueca de Henares, que además fue difundida por Internet, lo que provocó la intervención de las autoridades. Discursos como estos tienen la intención de servir de guía para la comunidad islámica a la que van dirigidos.

Las mismas fuentes consultadas indican que estas palabras ya han sido puestas en conocimiento de la Fiscalía para que adopte las medidas que considere oportunas. Este tipo de expresiones podrían ser constitutivas de un delito de odio.

El Código Penal castiga con una pena de hasta tres años de cárcel a quienes "provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía".

Episodios violentos en Europa

En Europa se han producido varios episodios de violencia contra la comunidad judía perpetrados por musulmanes radicales, desde el asesinato de un adulto y tres niños judíos a manos de Mohamed Merah en Toulouse en 2012 o más recientemente el tiroteo en el museo judío de Bélgica del pasado 24 de mayo en el que murieron cuatro personas.

Las fuerzas de seguridad consideran que el sermón de este líder religioso tiene un carácter claramente antisemita que podría provocar odio hacia la comunidad judía, aunque en la 'jutba' analizada no consta una petición expresa a los fieles para llevar a cabo una acción violenta. Las fuentes consultadas sostienen que este caso no supone un incremento inmediato de la amenaza terrorista contra objetivos israelíes en España, pero sí creen que se debe tener en cuenta de cara a incipientes procesos de radicalización.

Estas actuaciones se enmarcan en la política que desempeña el Ministerio del Interior contra los procesos de radicalización, uno de los puntos en los que más hace hincapié el Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz. España lleva meses defendiendo en los foros internacionales que incluso se tipifique como delito el llamado adoctrinamiento de pasivo, es decir, los casos de personas que alimentan su radicalización por medio de Internet.

Interior elevó el pasado septiembre el nivel de alerta antiterrorista por la amenaza global que supone el avance del Estado Islámico y ya tiene terminado su plan contra la radicalización que pretende trabajar tanto en el ámbito local, como nacional y el ciberespacio.

Delitos de odio

Asimismo, las autoridades españolas también se han comprometido a combatir los llamados delitos de odio. El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, presentará un Protocolo de actuación con el que contarán las Fuerzas de Seguridad del Estado para hacer frente a este tipo de comportamientos.

"¡Oh Allah! Te suplicamos que apoyes al Islam, y que humilles al politeismo, la herejía y a los infieles Las autoridades españolas también procedieron a traducir el discurso de Al Mussaouni, cuya forma de entender el islam es objeto de controversias en el seno de colectivo musulmán en la zona del Corredor del Henares por considerarlo duro. Su 'jutba' se enmarca en el contexto de la última ofensiva del Ejército israelí sobre Gaza.

Carga contra Egipto por cerrar a los palestinos el paso fronterizo de Rafah, también contra el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, por "vender" a su país. No obstante centra sus ataques especialmente a los judíos al decir que "la traición, el asesinato y la guerra forman parte de la cultura judía y sionista". "Allah lo dijo en su sagrado libro, los sionistas son unos desviados, degenerados y corruptos, disfrutan haciendo el mal, serán castigados el día del juicio, sufrirán con el fuego del infierno".

"¡Oh Allah! Te suplicamos y te pedimos que apoyes al Islam, a los musulmanes en todas partes y que humilles al politeismo, la herejía y a los infieles en todas partes", insiste.