El alcalde de Huétor Tájar, el socialista Fernando Delgado Ayén, ha sido condenado a pagar una multa de 120 euros por una falta de injurias y calumnias cometida contra un concejal del PP al acabar un pleno. Según la sentencia, el regidor se dirigió al edil popular con insultos como «sinvergüenza» y «cabrón». La candidata del PP a la Alcaldía de este municipio, Trinidad Lizana, asegura que el actual alcalde somete a los ciudadanos a una «política de represión». Les animó a denunciar esta situación.