Shinzo Abe
El primer ministro nipón, Shinzo Abe, durante un discurso en la campaña electoral. EFE

El partido del primer ministro nipón, Shinzo Abe, consiguió este domingo renovar su mandato con una holgada victoria en las elecciones anticipadas celebradas en Japón.

El conservador Partido Liberal Demócrata (PLD) ha logrado 253 diputados de los 475 que forman la Cámara Baja del Parlamento, según este sondeo, con lo que mejora los resultados obtenidos en los comicios de 2012. 

Con 'Abenomics' busca sacar a Japón de la deflación crónica a través de estímulos fiscales, flexibilización monetaria y una  inversión pública"Quiero agradecer la confianza de la gente que nos ha votado. Gracias a ellos podremos mantener la actual administración y continuar nuestro trabajo", afirmó Abe, quien también señaló en declaraciones a la cadena pública NHK que los primeros resultados "muestran el respaldo de la gente a 'Abenomics'", su estrategia de recuperación económica en la que ha basado su campaña.

El socio de Gobierno del PLD, el partido budista Nuevo Komeito, obtendría entre 31 y 36 escaños, de modo que igualaría o superaría sus resultados de hace dos años, cuando obtuvo 31 escaños.

Según estos resultados, el PLD se garantiza la mayoría absoluta (para la que son necesarios 266 escaños), y la coalición gobernante volvería a dominar dos tercios de la Cámara Baja.

El principal partido de la oposición, el Partido Democrático (PD), obtendría, por su parte, entre 61 y 87 escaños, con lo que podría mejorar sus catastróficos resultados de 2012, cuando perdió el poder, entre otras cosas por su gestión de la crisis de Fukushima, y se quedó en 57 escaños.

Asimismo, destaca el auge del Partido Comunista (PC), que podría aumentar su presencia en la Cámara Baja hasta los 24 escaños, el triple de los que ocupa actualmente, según el sondeo de la NHK.

Elecciones anticipadas

Las elecciones anticipadas de este domingo han sido convocadas a mitad de mandato a principios de diciembre, después de la entrada en recesión de la tercera economía del mundo y de la decisión del Ejecutivo de retrasar una subida del IVA para que el consumo no siguiera cayendo.

La jornada electoral ha estado marcada por una baja participación (34,98%), 6,79 puntos menos que en 2012Los comicios han sido planteados por Abe como una consulta sobre su ambiciosa estrategia económica, conocida como 'Abenomics', y que busca sacar a Japón de la deflación crónica a través de estímulos fiscales, flexibilización monetaria y una cuantiosa inversión pública.

La jornada electoral, en la que más de 104 millones de japoneses han estado llamados a votar, ha estado marcada por el temporal de frío y nieve que ha azotado el centro y el norte de Japón, lo que unido al poco interés que ha despertado la campaña entre los votantes, ha deparado una baja participación.

A dos horas del cierre de las urnas la participación se ha situado en el 34,98 %, es decir, 6,79 menos que la registrada en los comicios de 2012 a la misma hora.

En las elecciones generales de hace justo dos años la participación fue del 59,32%, la más baja desde que la Segunda Guerra Mundial.