La basura cerca un centro de investigación de Albal
El vigilante muestra la cantidad de basura acumulada. (Begoña Gómez).
El Ayuntamiento de Albal dice que sí la recoge. Hasta cinco contenedores de basura y otros dos de reciclaje se concentran a las puertas del Centro de Investigación para la Desertificación de Albal.

El vigilante, que se encuentra en la misma puerta de entrada, está cansado de tener que aguantar los olores «tan fuertes» que desprenden los propios contenedores. Este guarda jurado, Enrique Acera, comenta: «Tengo que encerrarme en la caseta y cerrar las ventanas. Los contenedores no los limpian y la basura, al acumularse, también genera un olor de muerte».

Fuentes del Consistorio de Albal han contestado: «La basura se recoge todos lo
días y se limpian dos veces a la semana los cubos. Es cuestión de educación por parte de todos».