La ronda estrena el acceso esperado desde el año 1992
La ronda oeste, en primer plano. Al fondo, el nuevo ramal que atraviesa Ciudad Jardín desde la autovía (Á. Cabrera).
La circunvalación de Málaga se inauguró en 1992. Cuatro años después tuvo que ampliar carriles en su recorrido oeste. Y en 2005, en parte del este. En su día, ni siquiera se diseñó con entrada desde la autovía al norte de la ciudad.

Hoy por fin se corrige este defecto que lleva quince años ocasionando, entre otros males, continuos atascos y largos rodeos para entrar a Ciudad Jardín. El Ministerio de Fomento pone esta mañana en servicio la remodelación del enlace de La Virreina, actuación que se ha desarrollado donde conectan la A-7 y la autovía de Las Pedrizas.

La mejora, que abre con seis meses de retraso y absorberá 30.000 coches al día, contempla dos ramales de entrada desde las rondas y otras tantas incorporaciones desde Ciudad Jardín a la circunvalación. Los más reclamados, sin duda, son los accesos directos que hay antes del túnel de San José en sentido El Palo. Y en el otro, también se dispone de una entrada desde la ronda este, mediante un paso superior.

Sólo estos ramales permitirán evitar el largo rodeo para entrar por el norte desde la A-7. Si iba en sentido El Palo, había que meterse antes por el congestionado túnel de Carlos Haya, o coger la autovía a Córdoba, llegar a la gasolinera La Tana y dar la vuelta para entrar desde Las Pedrizas (para seguir por avda. Jacinto Benavante, junto a la Rosaleda). Y lo mismo ocurría en sentido centro.

Otras mejoras aún por llegar

Fomento tiene en marcha una decena de proyectos para mejorar la fluidez del tráfico. Entre ellos, la remodelación del enlace Alameda-Barriguilla, en el acceso próximo a la comisaría provincial, y un nuevo ramal de incorporación a Las Pedrizas desde el túnel de San José (ahora se hace por dentro y es un peligro). Las obras saldrán a concurso pronto, al igual que las de la ampliación del tercer carril en la ronda este. Todo hasta que esté lista en 2009 la segunda ronda, que paliará los atascos crónicos.