Un camión cargado con 250.000 abejas volcó ayer a las 5.30 horas en el área de servicio de la A- 7, en Sagunto. Al lugar se desplazaron trabajadores de la autopista y un grupo de apicultores para intentar recuperar todos los insectos. El área de servicio quedó cortada al tráfico durante siete horas, hasta las 12.30. Además, se recomendó a los conductores que circulaban por esa vía que no bajasen las ventanillas para evitar incidentes graves. Pese a todas las precauciones, las abejas frieron a picotazos a los empleados de la autopista, a la Guardia Civil y a algún periodista que acudió al lugar.