Un menor de 16 años falleció ayer en el hospital Gregorio Marañón, donde había ingresado horas después de saltar por la ventana de su vivienda. El suceso ocurrió en el quinto piso del complejo de viviendas de El Ruedo, junto a la M-30, en el distrito de Moratalaz, al tratar de huir de un fuego. El joven entró en el hospital con pronóstico muy grave horas después del accidente. Su madre, de 48 años, murió en el mismo suceso. Ambos se pusieron nerviosos e intentaron huir por la ventana tras tirar un colchón al suelo. Los cadáveres serán enterrados hoy en la Sacramental de Santa María, en la calle comuneros de Castilla.