Pedían ayudas para hacer zumo y se quedaban el dinero. Tres hermanos, conserveros de Bullas, pedían ayudas a Europa para hacer zumos, pero iban directas a sus bolsillos.

El fiscal ha pedido penas que suman 93 años de prisión y varios millones de euros para 21 personas, entre las que se encuentran los tres conserveros, a las que acusa de apropiarse 7,5 millones de euros procedentes de los fondos europeos.

El fiscal afirma que desde 1995 hasta 1997, la empresa, propiedad de los tres hermanos y con domicilio en Bullas, obtuvo dinero de Europa por la transformación de naranjas en zumo.

Además de los tres conserveros, están inculpados el jefe de compras de la misma empresa, el director de una sucursal bancaria ubicada en Valencia, así como varios falsos agricultores.