El atasco en Alfonso Molina se prolongó casi dos horas.	j. lópez
El atasco en Alfonso Molina se prolongó casi dos horas. (J. López)

El peor momento y el peor de los escenarios: Lavedra y  hora punta. Un vuelco a las 8.35 horas, en dirección salida de la ciudad, a la altura de la gasolinera, colapsó ayer la avenida Alfonso Molina y  todas las vías principales de la ciudad durante dos horas.

«Está colapsado», confirmaba el 092. El turismo siniestrado bloqueó un carril al volcar tras chocar contra la medianera, quedando sus dos ocupantes heridos y encerrados en el coche.

Al momento se formó el atasco. En media hora las retenciones ya eran de 3 kilómetros: se prolongaron a la avenida Linares Rivas y se extendieron a los accesos de Juan Flórez, Las Pajaritas, Cuatro Caminos y las rondas de Outeiro y de Nelle.

Los dos heridos, dos hombres de 51 y 37 años –M. I. M. y S. R. F.–, fueron evacuados por dos ambulancias del 061 al Hospital Juan Canalejo, aunque su estado no presentaba gravedad.

En dirección entrada, la  circulación permanecía lenta hasta la avenida de A Pasaxe. En el otro lado, sobre las 10.00 horas, una grúa se llevaba el vehículo siniestrado, mientras agentes de la Guardia Civil regulaban el tráfico, que no recuperó la fluidez hasta las 10.30 horas.

Cuatro horas después se repitió la historia. A las 14.30, en el mismo lugar, dos vehículos chocaban entre sí y en Lavedra se reprodujeron los atascos para salir de A Coruña durante una hora y media. Afortunadamente en esta ocasión no hubo que lamentar heridos.

De nuevo Lavedra

De nuevo el mismo escenario: la avenida Alfonso Molina, la entrada principal de la ciudad, el embudo en el que confluye el grueso del tráfico de entrada y salida de A Coruña. Por ella circulan cada día 140.000 vehículos y la mínima incidencia puede tener graves consecuencias. El pasado martes a mediodía se repetía la historia de ayer: una colisión en cadena entre 3 coches, sin heridos, provocó el caos durante hora y media.