Los seis fotógrafos documentales españoles de los setenta que rompieron con los arquetipos

  • Llega a Barcelona 'Tan lejos, tan cerca', la exposición sobre la media docena de reporteros que rompieron con el pintoresquismo de la foto española.
  • La muestra está dedicada a Koldo Chamorro, Cristina García Rodero, Cristóbal Hara, Fernando Herráez, Anna Turbau y Ramón Zabalza .
  • Mostraron las realidades marginales del país de una manera directa.
Ramón Zabalza ha retratado incansablemente a comunidades gitanas. Aquí muestra una tormenta sobre unos carromatos en Mocejón, Toledo
Ramón Zabalza ha retratado incansablemente a comunidades gitanas. Aquí muestra una tormenta sobre unos carromatos en Mocejón, Toledo
© Ramón Zabalza

Dejaron de lado los estereotipos y las "poéticas almibaradas" o humanistas. Se empeñaron en mostrar las "realidades marginales" españolas —las aldeas, los poblados gitanos, las villas rurales...— sin caer en el pintoresquismo, mirando directamente, sin complacencia ni juicios de valor, lo que tenían ante los ojos. Fueron los primeros seis grandes documentalistas de la fotografía española.

Sin llegar a constituir un colectivo formal, la media docena de reporteros coinciden en un par de circunstacias: emergieron y se consolidaron durante la década de los años setenta, la última con una dictadura castrante para la libre expresión, y se mostraron radicales en el compromiso con la fotografía porque percibieron claramente, y no se equivocaban, que se hallaban ante "formas de vida y tradiciones al borde de la desaparición o la transformación" y ante "realidades que evidenciaban la distancia entre la sociedad urbana y la rural".

Nacidos en la postguerra

Eso dicen los organizadores de la exposición colectiva Tan lejos, tan cerca, dedicada a la obra de seis fotógrafos que, con una sólo excepción, nacieron tras la Guerra Civil: Koldo Chamorro (1949-2009), Cristina García Rodero (1949), Cristóbal Hara (1946), Fernando Herráez (1948), Anna Turbau y Ramón Zabalza (1938), renovadores del documentalismo en España. La muestra, organizada junto con el festival PhotoEspaña y producida por el Ministerio de Cultura, llega ahora a Barcelona, donde se podrá ver en Foto Colectania del 16 de diciembre de 2014 al 2 de abril de 2015.

Máximos exponentes del documentalismo fotográfico español de la fértil década de los setenta, los seis autores que integran la muestra renovaron el género porque fueron conscientes, casi por coincidencia generacional, que era necesario "aplicar un enfoque directo" y una "visión nueva" que sentaría las bases para las generaciones posteriores. La comisaria de la exposición, Cristina Zelich, declara que el "nexo común" entre ellos era la conciencia de que se imponía retratar "unas realidades que en breve iban a sufrir grandes cambios", unida a la "voluntad de reflejar la distancia entre esos mundos y las grandes ciudades".

Alejados de los estereotipos franquistas

A principios de la década, cuando parecía claro que el franquismo agonizaba, esta nueva generación de fotógrafos dirigió su objetivo más allá de las realidades urbanas para capturar la España rural de la época. Alejados de la visión oficial y aprovechando que la censura era menor, reflejaron la vida en las pequeñas ciudades de provincia, las culturas marginales y las tradiciones, siempre con una mirada personal e innovadora, alejada de los estereotipos impuestos el franquismo.

A diferencia de las generaciones anteriores de reporteros españoles aplicaron una mirada "mucho más incisiva, rehuyendo la simple anécdota, componiendo imágenes con distintos niveles de lectura, conscientes de las posibilidades expresivas del medio fotográfico", añade Zelich. Además, realizaban trabajos que nacían de intereses personales y no de encargos editoriales y lo hacían sin pensar en un deadline. El largo plazo trajo consigo una enorme libertad creativa y un aumento de la franqueza y el análisis.

'España oculta', 'España mágica', 'Imágenes gitanas'...

En la muestra se presentan series que han alcanzado un gran reconocimiento como España Oculta, de García Rodero, junto a otras no tan conocidos pero igualmente potentes como España Mágica, Koldo Chamorro, o Imágenes gitanas, de Zabalza, quizá el reportero que con mayor intensidad ha retratado a los gitanos junto con el mítico Josef Koudelka.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento