a la playa se va de tiros largos
El triquini llega con tejidos de lo más extravagantes, como la gasa o el raso.
La moda de baño para 2007 viene marcada por la fantasía y la sofisticación. La gasa, los bordados, los brillantes y el encaje están a la orden del día en los diseños para ellas. Las piezas superiores se convierten en pequeños sostenes de fiesta. Y los triquinis se imponen un año más. Las braguitas se hacen más minis y, en contraste, se verán muchas bermudas para ir a la playa o la piscina, con corte masculino. Para ellos, la tendencia en ropa de baño sufre esta temporada un cambio a la inversa. Las bermudas largas se sustituyen por minibañadores y el slip impera entre todas las demás prendas. Para los más atrevidos, el tanga es una prenda más. Pero en todos hay una constante: la cintura extremadamente baja.