Nombre: Josu Mezo
Edad: 41
Lugar de residencia: Madrid
Edad del blog: 3 años y unos días
Profesión / Estudios: Profesor de universidad

¿Por qué comenzaste a escribir tu blog?
Nació del hartazgo de ver tan a menudo en la prensa supuestamente seria y de calidad noticias que me parecían claramente erróneas. Era un tema típico de conversación entre amigos y acabé pensando ¿por qué no crear un blog para hablar de ello?

¿Podrías recomendarnos 3 blogs en castellano? ¿y decirnos otros 3 que detestes?
Tres blogs que leo con regularidad en castellano son Wonkapistas, Nómada de Juan Freire y Bilbaopundit. Los tres me aportan buenas ideas de gente con la cabeza bien amueblada, que leen y piensan mucho más que yo, y que me ayudan a comprender el mundo.
No sabría decir blogs que deteste: para detestar a algo o a alguien hay que convivir mucho con ello, y yo creo que eso no llega a producirse con los blogs. Si un blog no te gusta simplemente no vuelves a él.

¿Te sientes parte de una comunidad de blogueros?
Me cuesta hablar de una comunidad de blogueros. Como el propio concurso de 20Blogs muestra hay muchos miles de blogueros, con temas, intereses, estilos, distintos... Creo que el término "comunidad" sugiere algo mucho más estrecho y homogéneo.

¿Podrías darnos un perfil de la blogosfera en España?
Es una osadía hacer un juicio sobre un conjunto tan heterogéneo, cuando uno sólo conoce una ínfima parte. Si miramos los blogs que resultan más destacados en los rankings más conocidos, hay una presencia inmensa de temas tecnológicos, que a mí me interesan poco. Creo que eso es una muestra de la inmadurez del medio. Todavía la gente que escribe y lee blogs es, en una proporción muy grande, gente geek.

Pero hay otros muchos blogs de otros tipos, con sus lectores y con vidas intensas de comentario, que no aparecen en esos radares, o no destacan. En los mismos premios 20Blogs se ve que hay mucha más variedad.

¿Sabes cuál ha sido el post de mayor éxito de tu blog? ¿sobre qué trataba?
No lo sé exactamente, porque no tengo estadísticas de ese tipo. Sí sé que el día que tuve más visitas, hace ya dos años.

Fue cuando se publicó una falsa noticia con una foto de un soldado secuestrado en Irak, que resultó ser un muñeco. Fui de los primeros en España que publicó que era un engaño, y me enlazaron muchas páginas que trajeron muchos visitantes.

¿Qué opinas sobre que se cree un código de comportamiento en los blogs?
Obviamente, es imposible hacer cumplir un código de comportamiento formal, aunque informalmente cada blog desarrolla el suyo. Yo afortunadamente apenas he tenido trolls. Cuando los hay borro sus comentarios sin mayores contemplaciones.

¿Has establecido una relación personalmente con alguien a quien has conocido a través del blog?
Pues algunas sí. De hecho, gracias al blog me han invitado a dar charlas en periódicos, cursos de verano y cosas así. También me invitaron a escribir en una revista de la Asociación de la Prensa a raíz del blog. Y además he participado en algún encuentro de blogueros, en el que he conocido a personas que entran y comentan en mi página.

¿Cuál es tu blog favorito de los que participan en el concurso?

Curioso pero Inútil. Es fantástico.

¿Ganas dinero con tu blog? ¿Esperas poder vivir de él algún día?

El blog propiamente no me da dinero, aunque he recibido últimamente alguna oferta de insertar publicidad. Aún no lo hecho, pero no lo descarto (no tengo ninguna objeción ideológica al respecto). Las charlas, artículos, y cosas similares sí que me han dado algunos ingresos. Y no, no espero vivir nunca del blog.

¿Alguna anécdota que te haya surgido a raíz de escribir en tu blog?
Bueno, la anécdota más llamativa, aunque no divertida, se produjo cuando un periodista enfadado con las críticas a su texto se hizo pasar por varios lectores distintos para hacer comentarios un poco agresivos en el blog, sin darse cuenta que la IP desde donde hacía los comentarios delataba que era la misma persona, y que estaba escribiendo desde el periódico donde se había publicado la noticia. Afortunadamente luego se disculpó.
En realidad, casi nadie se ha enfadado con las críticas. Al contrario, destaco que la mayor parte de los periodistas tienen una reacción positiva, lo cual me alegra y me da esperanzas de que son conscientes de los defectos de los medios.