Norman Foster
Norman Foester 20MINUTOS

El Ayuntamiento de Madrid ha reconocido este miércoles que la Fundación Norman Foster no instalará su sede en un palacete de la calle Monte Esquinza aunque dicen desconocer los motivos "personales" de esta decisión, ha afirmado el coordinador general de Gestión Urbanística, Juan José de Gracia, en la comisión del ramo.

Preguntado por el PSOE por las intenciones de Foster, De Gracia ha contestado en el primer turno con un lacónico "ninguna información". El socialista Marcos Sanz ha recordado en en este punto que la última vez que dicha cuestión llegó a la comisión de Urbanismo, en abril, la delegada del área declaró que trabajaban "mano con mano con la Fundación para resolver pequeños inconvenientes".

El edil del PSOE ha preguntado por las razones que han llevado a Foster a esta decisión, manifestada meses atrás vía carta al Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), donde explicaba que no tenía voluntad de llevar a cabo el proyecto en Madrid. "Tienen cierta obligación política de tener información", ha lanzado a la bancada del gobierno.

No podemos doblegar voluntades porque eso es de otra época"No podemos doblegar voluntades porque eso es de otra época. No podemos doblegar voluntades si la Fundación toma esa decisión por los motivos que fuera. Entiendo que no debemos inmiscuirnos en asuntos que no nos incumben por ser motivos personales", ha añadido De Gracia. "Seguiremos trabajando en ello pero en este momento no tenemos información de que la Fundación venga a Madrid, ha remachado.

La Fundación Norman Foster planteó su propuesta meses atrás para instalarse en un palacete  sin uso desde finales de 2012 en el número 48 de la calle Monte Esquinza con el fin de convertirlo en su sede en la capital. El proyecto contó incluso con un Plan Especial, aprobado con el informe favorable de la Comisión Local de Patrimonio Histórico.

Esta fundación alberga principalmente actividades relacionadas con la arquitectura, el urbanismo, el diseño y el arte. Desarrolla su actividad a través de exposiciones, debates y publicaciones y guarda los archivos de Foster, que contienen maquetas, dibujos, croquis, recuerdos, fotografías y películas. También acoge una selección de la colección de pintura, escultura, fotografía y objetos de diseño pertenecientes a Norman y Elena Foster.

El edificio elegido había sido un palacete construido en 1902 y situado en pleno corazón del distrito de Chamberí. La nueva actividad supondría, en palabras del Ayuntamiento, una oportunidad para recuperar una pieza del patrimonio histórico de la ciudad y para enriquecer el amplio conjunto de fundaciones ya existentes en el eje de Juan Bravo.

Consulta aquí más noticias de Madrid.