La cota de nieve se situará este lunes entre los 800 y 1.000 metros en Baleares, si bien tenderá a subir durante el día hasta los 1.200 y 1.400 metros, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Precisamente, Aemet ha alertado sobre un potente anticiclón atlántico centrado al noroeste de Azores, que extenderá su radio de acción sobre gran parte de la Península, al tiempo que una borrasca mediterránea provocará desde la tarde del lunes un temporal de viento y oleaje en el cuadrante noreste, Baleares y sus áreas marítimas.

La alerta por fenómenos costeros será más elevada en Girona (naranja) y afectará también a La Coruña, Lugo, Asturias, Cantabria, Bilbao, San Sebastián, Girona, Tarragona y Menorca. Además, se ha activado el riesgo por fuertes vientos en todas las provincias de Cataluña salvo Barcelona, además de Castellón, Huesca y Teruel. Las dos últimas permanecen también en alerta por nevadas.

Se esperan precipitaciones en el extremo norte peninsular, nordeste de Cataluña y Baleares, tendiendo a remitir en la segunda mitad del día, pudiendo llegar acompañadas de tormentas y ser puntualmente fuertes en proximidades del archipiélago balear. De forma más débil y ocasional, las lluvias también podrían afectar a los sistemas Central e Ibérico.

Los cielos estarán poco nubosos en el resto de la Península, mientras que en Canarias podrían caer algunas lluvias débiles en el norte de las islas de mayor relieve. Continuarán las áreas de nieblas localmente persistentes en zonas de Castilla y León y Galicia.

En cuanto a las temperaturas, se espera un ligero ascenso de las diurnas en el norte peninsular y un descenso en el tercio sureste y Baleares. Por la noche, los termómetros subirán ligeramente en el noroeste pero bajarán en el este y el sur. Se esperan heladas débiles en zonas de la Meseta y de montaña de la Península, que serán más intensas en los Pirineos.