Erdogan
El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, da un discurso en el Ministerio para Asuntos de la UE en Estambul. BOZOGLU / EFE

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha profundizado la polémica por la suntuosidad del nuevo Palacio Presidencial turco tras matizar que no tiene 1.000 habitaciones como se rumoreaba, sino que hay más de 1.150.

"No tiene mil habitaciones. Estáis equivocados. Tiene más de 1.150 habitaciones", explicaba Erdogan durante acto con dirigentes empresariales este sábado en Estambul, según recoge el diario turco Hurriyet en su edición digital.

Erdogan ha asegurado que el palacio, también conocido como Ak Saray, el Palacio Blanco, está siendo criticado por "envidia" y ha destacado que es "el palacio de la nación", no el suyo, y comparó su coste con el de los palacios de la reina Isabel II de Inglaterra.

"El Palacio de Buckingham fue restaurado por 5.000 millones de libras (unos 6.340 millones de euros). Y tienen muchos otros palacios como ese", argumentó. Para Erdogan, quienes critican el Palacio Blanco "no quieren que Turquía crezca".

Los medios británicos informaron el año pasado de que la restauración del Palacio de Buckingham costó 50 millones de libras (63 millones de euros), mientras que se estima que el nuevo Palacio Presidencial turco ha costado oficialmente 1.370 millones de liras turcas (unos 495 millones de euros).

Sin embargo, se especula con que el coste real ha sido mucho mayor, ya que la Administración para el Desarrollo Habitacional de Turquía (TOKI) se negara a responder por este precio alegando que ello "podría provocar un daño a la economía". La propia empresa constructora ha reconocido que no sabe cuántas habitaciones tiene el palacio.

Protestas del Parque Gezi en Estambul

Durante el acto del sábado, Erdogan también se refirió a las protestas del año pasado por la represión policial durante el desalojo del Parque Gezi, en Estambul, y ha advertido de que estas movilizaciones podrían haber provocado un levantamiento si él no hubiera tomado medidas.

Qué hubiera pasado si lo de Gezi no hubiera sido controlado, la respuesta nos la dieron Egipto y Ucrania¿Qué hubiera pasado si lo de Gezi no hubiera sido controlado, si (el Gobierno) se hubiera rendido a la violencia de las calles?", se preguntó de forma retórica. "La respuesta a esta pregunta nos la dieron Egipto y Ucrania", argumentó.

Sin embargo, la Policía turca se comportó "con suavidad" con los manifestantes y comparó su actuación con la de los policías que "matan a civiles" en Estados Unidos. "Tiran al suelo y matan a la gente golpeándoles la cabeza y dejándoles sin aliento", dijo en referencia a la muerte de un joven negro en Nueva York tras una llave ilegal realizada por un policía blanco.

Las protestas del Parque Gezi ocurrieron en verano de 2013, cuando la Policía turca reprimió violentamente a un grupo de manfiestantes contrarios a la construcción de un centro comercial. Las protestas se reprodujeron por toda Turquía y varios jóvenes murieron por acción policial, la mayoría por el impacto de botes de gas lacrimógeno.