La consejera de Agroganadería y Recursos Autóctonos, María Jesús Álvarez, ha defendido este domingo al sector ganadero asturiano, después de que la Fiscalía anunciara la investigación sobre 200 ganaderos que supuestamente habrían cobrado por partida doble indemnizaciones por daños del lobo.

Pese a que durante la XXIV Feria de les Fabes de Colunga, la consejera socialista ha manifestado su "tolerancia cero" frente a la vulneración de la legalidad, ha defendido la "profesionalidad" de los ganaderos y ha rechazado "tajantemente" que se les criminalice.

Así, ha añadido que, si la investigación demuestra que ha habido mala praxis o afán de defraudar "no habrá que tener tolerancia alguna frente a esas actitudes individuales, pero es injusto generalizar."

Según la Fiscalía, los denunciados cobraron los daños causados por el lobo, por un lado, del Gobierno del Principado de Asturias, tras la correspondiente valoración de la Guardería de Medio Rural y, por otro, de la compañía aseguradora.

"Quien conozca a los ganaderos de Asturias sabe que no son un colectivo defraudador", ha defendido la consejera. Así, ha mandado un mensaje de "apoyo y solidaridad" a todos los ganaderos de Asturias.

Sobre el procedimiento que mantiene abierto la fiscalía desde hace unos meses, ha pedido a que se espere a que finalice la investigación aludiendo al principio de presunción de inocencia al que hace referencia el propio ministerio público.

Consulta aquí más noticias de Asturias.