Juez
Imagen de archivo de un juicio. ARCHIVO

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Melilla ha ordenado el ingreso en prisión del exmarido de la mujer hallada muerta el pasado martes en la ensenada de los Galápagos. Está acusado de la presunta comisión de sendos delitos de homicidio tras el apuñalamiento de su ex pareja, H.O., de 19 años y su acompañante, M.O., de algo más de 30 años de edad.

Por su parte, cabe señalar que el primer detenido ha sido puesto en libertad con cargos y con la obligación de firmar en el Juzgado cada 15 días.

El ex marido, de 43 años de edad y con una hija de 14 meses en común con la fallecida, de tan solo 19 años, ambos marroquíes, aunque él ya con la nacionalidad española por su primer matrimonio con una melillense con DNI con el que tiene dos hijos, ha sido puesto a disposición judicial después de 72 horas encerrado en los calabozos de Comisaría.

A pesar de insistir en su inocencia, si bien cayendo en contradicciones en sus respuestas durante los interrogatorios policiales, el juez ha decretado prisión provisional. 

Pruebas de ADN, claves

Según han informado fuentes cercanas a la investigación, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 le imputa dos presuntos delitos de homicidio. Las citadas fuentes han indicado que los indicios que hay contra él no son muy sólidos "pero los hay" y en la fase inicial de la investigación son suficientes para enviarlo a prisión, "evitando un riesgo de fuga y para proteger la investigación".

Por su parte, el primer detenido del suceso, un joven marroquí veinteañero, ha quedado en libertad con cargos a la espera de que se aclare definitivamente que no tiene relación con el caso. Serán claves las pruebas de ADN de los restos de sangre encontrados en su ropa ya que fue hallado con cortes en la mano y sangre en su vestimenta cerca del lugar de los hechos, entre la cuesta de La Alcazaba y la ensenada de los Galápagos. Tendrá que firmar en el juzgado cada 15 días.

Consulta aquí más noticias de Melilla.