Concretamente, se han beneficiado de esta subvención un ceramista, un quesero, un forjado, un joyero y un elaborador de cosméticos naturales.

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Eduardo Arasti, ha destacado el "apoyo" que, según ha dicho, ofrece el Gobierno regional para "potenciar y mejorar el sector artesanal en la región, con el objetivo de recuperar, mantener y fomentar los oficios tradicionales".

Para Arasti, éstos "fijan población" en los pueblos de Cantabria e impulsan actividades económicas "generadoras de riqueza y empleo", según ha informado en un comunicado el Ejecutivo regional.

La finalidad de estas ayudas, convocadas el pasado julio y cuya intensidad media de subvención es del 40 por ciento, es "impulsar la modernización y reestructuración de las actividades artesanas, y mejorar la eficiencia de los talleres artesanos".

Estas ayudas pretenden facilitar tanto la creación, ampliación, modernización y traslado de locales destinados al desarrollo de una actividad artesanal, como contribuir en la adquisición de maquinaria o herramientas vinculadas al ejercicio de una actividad artesanal, y la adecuación y equipamiento de instalaciones artesanales.

Además, esta iniciativa proyecta favorecer la continuación de las manifestaciones artesanales propias de Cantabria, y fomentar el autoempleo y la creación de nuevas ramas dentro de esta actividad.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.