El Departamento de Agricultura de la Diputación Foral de Bizkaia ha iniciado una campaña de inspección de equipos de aplicación de productos fitosanitarios que en el Territorio se regula a través de la Orden Foral 2158/2014 de 30 de abril en virtud de la Directiva Comunitaria 2009 CE/128.

La misma establece un marco para conseguir un uso sostenible de los plaguicidas mediante la reducción del riesgo de su uso en la salud humana y el medio ambiente, fomentando la gestión integrada de plagas, ha informado la entidad foral.

De acuerdo con el Real Decreto 1311/2012 de 14 de septiembre, todos los equipos de aplicación de fitosanitarios cuya primera adquisición sea anterior al 10 de diciembre de 2011 deben ser inspeccionados antes del 26 noviembre de 2016, mientras los equipos adquiridos con posterioridad a esta fecha, durante los cinco años siguientes.

Para el cumplimiento de los requisitos normativos, varios técnicos del Servicio Agrícola del Departamento de Agricultura de la Diputación Foral de Bizkaia han realizado el curso de especialización y formación de directores técnicos e inspectores de equipos de aplicación de fitosanitarios para proceder a la inspección de estos equipos.

La realización de la inspección debe solicitarse en las Oficinas Comarcales Agrarias o en el Servicio Agrícola. No obstante, en la página web del Servicio Agrícola figura el procedimiento e información sobre los requisitos y metodología de la inspección.

Los equipos a inspeccionar son los utilizados en cultivos hortícolas, frutales y viñedos y otros y son los denominados atomizadores, pulverizadores hidráulicos, mochilas a motor y nebulizadores.

El Servicio Agrícola comunicará a cada titular de los equipos las máquinas a inspeccionar, previo pago de las tasas correspondientes. Si el resultado de la inspección es desfavorable, si se detectan defectos en la protección de la salud humana o medioambiental, el equipo quedará inmovilizado hasta la corrección de las anomalías.

La normativa de inspección es, en definitiva, una herramienta para "garantizar un tratamiento correcto en beneficio de la agricultura, de la salud del agricultor y agricultora y del medio ambiente".

Así, desde el Departamento de Agricultura de la Diputación Foral de Bizkaia se promueve la producción de productos agrícolas obtenidos con técnicas que favorezcan la salvaguardia ambiental y la salud de agricultores y consumidores.

En este tipo de producción, los métodos de control biológicos, químicos y las técnicas culturales deben ser correctamente elegidas y equilibradas. Para conseguir dicho equilibrio, el estado de la maquinaria empleada en la aplicación de productos fitosanitarios es de gran trascendencia en la eficiencia de los tratamientos.

El Departamento foral y la Universidad de Lleida, a través de un convenio de colaboración, llevan varios años ensayando en la Estación de Fruticultura de Zalla distintas pruebas para la evaluación de la aplicación de los fitosanitarios, aspectos normativos y metodológicos, así como pruebas de boquillas y los avances tecnológicos para la aplicación de fitosanitarios.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.