Los niños hospitalizados en la Residencia Cantabria, sus familiares y sus visitantes disponen de una nueva sala de ocio y juegos, que permanecerá abierta toda la semana y que servirá de "complemento" a la actividad del Aula Hospitalaria.

Esta nueva dotación ha sido una iniciativa del personal de Enfermería y ha sido concebida como un "lugar de esparcimiento, acogedor y distinto de las habitaciones de hospitalización", que permita el desarrollo de actividades lúdicas tanto de los niños en grupo como de los niños con su familia y sus visitas.

En un comunicado remitido por el Gobierno de Cantabria, la supervisora de la planta 10 de la Residencia Cantabria, Inmaculada Torrijos, ha explicado que con ideas como esta se trata de "humanizar al máximo" la estancia de los niños en el hospital y es, a su juicio, una forma de aumentar la calidad de la atención que se presta.

Torrijos ha defendido que las actividades de ocio y el juego son "claves" para el bienestar y el confort del niño mientras permanece en el hospital y para su evolución clínica.

La nueva estancia ha sido decorada por Manuel Fuentes, pintor y empleado del Servicio de Mantenimiento de Valdecilla, autor del mural 'Sotileza' en la calle Alta, quien ha pintado la pared con motivos infantiles para que los niños "estén en su ambiente y se relajen".

Manuel Fuentes ya había pintado una parte del pasillo y los ascensores de la planta de hospitalización de Pediatría. "Cuando vienen aquí, están más en su ambiente, les cambia la cara", ha asegurado.

La sala, que permanece abierta a disposición de los niños de 10.00 a 20.00 horas todos los días, favorece, según el Ejecutivo regional, que los pacientes de esta planta "vivan la hospitalización de otra manera, con menos estrés, una zona de juegos da ilusión y alegría y disminuye el miedo a los médicos y las enfermeras".

Aunque varía mucho en función de la época del año, la media de niños ingresados en la planta de Pediatría está en torno a los 15.

Una de las preocupaciones principales del personal de Enfermería es, según ha indicado el Gobierno regional, que su estancia sea "lo más confortable posible y ayudarles a evadirse de la idea de que están en un hospital o, al menos, que no lo perciban así más que cuando sea absolutamente necesario".

Para ello, programan actividades en colaboración con entidades como la Fundación Theodora, cuyos Doctores Sonrisa visitan a los niños de Valdecilla todos los miércoles; los estudiantes de Medicina que participan en el Proyecto Smile y que ofrecen su espectáculo de payasos todos los jueves; o los magos de Abracadabra, que actúan al menos una vez al mes.

Durante la Navidad, las actividades programadas en la planta de Pediatría se multiplican y, entre ellas, está la llegada de los carteros de Correos que vendrán a recoger sus cartas para los Reyes Magos o la visita de los propios Magos de Oriente, entre otras muchas.

La nueva estancia de la décima planta de la Residencia servirá como espacio de ocio, alternativo a la habitación, cada día cuando finaliza el horario lectivo en el Aula Hospitalaria y sobre todo durante los fines de semana.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.