La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha advertido de que el actual sistema de protección social "no es suficiente" y ha criticado las "proclamas y ocurrencias partidistas de algunos", en referencia a las opiniones vertidas por el alcalde de Vitoria, Javier Maroto.

En un artículo publicado en su blog, recogido por Europa Press, la dirigente socialista ha subrayado asimismo que en el País Vasco, "fuera de las décimas de mejora del PIB y de leves repuntes de empleo", lo que existe es "mayor pobreza y una precariedad laboral que impide que un salario sea suficiente para una vida digna".

Asimismo, ha calificado de "logro socialista" reorientar el gasto de los presupuestos de 2015 "hacia lo que de verdad hace falta a los ciudadanos"

Tras valorar que el Banco de Alimentos ha sabido aglutinar el "espíritu solidario" que hay en nuestra sociedad, destaca que miles de voluntarios "continúan estos días organizando la comida donada para hacerla llegar a quienes lo necesitan".

"Lo hacen porque hay quienes lo necesitan. Y lo harán llegar sin preguntar el origen del beneficiario, sino preguntando por su necesidad. Justo lo contrario de las aireadas propuestas para reformar nuestro sistema de protección social", incide.

A su juicio, si se produce esta movilización ciudadana, es porque el sistema de protección "no es suficiente" y no porque haya "lagunas de las que algunos quieran aprovecharse, sino porque hay lagunas que impiden acceder a muchos que lo necesitan".

En esta línea, defiende que la lucha contra la desigualdad es el "principal reto" del PSE y recuerda que durante el Pleno de Política General, alertó al lehendakari de que "cualquier acuerdo con los socialistas pasaba por esta reorientación presupuestaria".

"Nuestras advertencias han tenido efecto. Conseguimos reconducir el proyecto original en 150 millones de euros destinados a aumentar la RGI, las políticas de empleo, las ayudas a la conciliación. Y aportamos 150 ideas nuevas en forma de enmiendas por valor de otros 35 millones de euros para incrementar las AES, abordar la pobreza energética, incorporar al mercado laboral a personas de difícil inserción, reforzar la sanidad y la educación", enumera. A su juicio, reorientar el gasto "hacia lo que de verdad hace falta a los ciudadanos" es un "logro socialista, pero no es un triunfo".

"El triunfo llegará cuando todos nuestros recursos públicos, todo nuestro sistema de protección, haga imposible la tarea del Banco de Alimentos. Cuando ninguna organización civil tenga que ocuparse de atender necesidades básicas de los ciudadanos porque las instituciones no sean capaces de hacerlo. Cuando esa voluntad solidaria de los vascos demostrada una vez más, el que se contradice con las proclamas y ocurrencias partidistas de algunos, la convirtamos desde las instituciones en verdadera justicia social", expresa.

A su juicio, esa es la tarea "inmediata", seguir aportando ideas en esa línea, "después de haberlas aportado en los presupuestos", algo que es "nuestra responsabilidad".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.