El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha afirmado que el informe elaborado por la Dirección General de Sostenibilidad del Mar y de la Costa del Ministerio de Medio Ambiente, desaconsejando las prospecciones petrolíferas en el área del Golfo de Valencia por su eventual afección a la fauna marina, confirma que el Partido Popular "se está riendo de los canarios".

En su blog personal, el presidente canario ha asegurado que dicho informe, que los populares de las islas "intentan silenciar haciendo ruido con descalificaciones personales", marca el "penúltimo escalón" de cara a armar una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa que impida finalmente las prospecciones en Baleares.

Paulino Rivero ha reiterado que el Gobierno de Canarias se opone también a las prospecciones en Baleares, Valencia o Málaga, pero ha considerado que la "clarísima arbitrariedad" del Gobierno de España al calificar de manera "tan dispar" los valores medioambientales de una u otra zona merece una respuesta "firme y contundente" desde el archipiélago canario.

"Es intolerable tal diferencia de criterios. No se puede admitir esa doble vara de medir. No podemos permitir que el PP se burle de los canarios. Los pasos que está dando el Gobierno del Estado tienen como única explicación posible la intención de evitar un enfrentamiento con sus compañeros de partido en Baleares o Valencia. Es intolerable, inadmisible", recalcó.

En este sentido, Rivero ha lamentado que en el Partido Popular consideren que "lo que es bueno para Canarias es malo para Baleares", y ha criticado cómo "se escudan en criterios que desembocan en la arbitrariedad para justificar lo injustificable".

Estudio de la ull

Según el presidente canario, la Universidad de La Laguna (ULL) ha elaborado un estudio comparativo sobre los proyectos de hidrocarburos de Canarias, Valencia y Alborán. En él se concluye que en el caso de Canarias "la inexistencia de una evaluación adecuada o apropiada de los efectos ambientales sobre las especies protegidas del área hace necesaria una actuación preventiva para evitar las perturbaciones y daños a estas especies por unos impactos que no han sido suficiente y correctamente valorados y corregidos".

Elaborado por la doctora Natacha Aguilar Soto, investigadora y profesora de la ULL, con el apoyo de especialistas como el doctor Manuel Castellote, investigador de la NOAA, en EEUU, o el catedrático Alberto Brito, director del Grupo de Investigación en Biodiversidad, Ecología Marina y Conservación de la ULL, el estudio pone de relieve que mientras la DIA de Alborán y Valencia concluye que la contaminación acústica originada por la prospección sísmica sí genera impacto ambiental, la del proyecto de Canarias indica que no hay impactos significativos.

Los autores del estudio también concluyen que no se están aplicando medidas correctoras suficientes, de ahí que el potencial efecto sobre la fauna marina sea alto, lo que consideran importante porque los valores de biodiversidad marina en Canarias superan, en cuanto a cetáceos y tortugas, a los de las zonas de Alborán y el Golfo de Valencia, donde se han detenido los proyectos por su posible impacto en estos animales, señalan los especialistas.

En opinión de Rivero, se trata de "argumentos incontestables de profesionales independientes que se han limitado a analizar los expedientes y que han detectado numerosas diferencias que el Gobierno de Canarias califica como arbitrarias, injustas y discriminatorias, y que nos llenan de razones para seguir luchando contra las prospecciones que rechazan tres de cada cuatro canarios".