Presentadas 21 ofertas para ejecutar las obras en la Avenida de la Concordia

Se prevé construir una gran glorieta a modo de plaza central en la intersección de la Avenida de la Concordia con Eulogio Fernández
Obras en la Avenida de la Concordia de Camargo
Obras en la Avenida de la Concordia de Camargo
AYUNTAMIENTO DE CAMARGO

Un total de 21 propuestas de otras tantas empresas competirán por obtener la adjudicación de las obras que el Ayuntamiento de Camargo va a llevar a cabo en la Avenida de la Concordia, licitadas en 492.000 euros y con un plazo máximo de ejecución de tres meses.

Según ha informado en un comunicado el Consistorio, será la que oferte el "menor precio" y la "mayor garantía" la que finalmente ejecute los trabajos, que, según ha asegurado, va a tener un presupuesto menor que el de licitación.

Las obras van a transformar 4.000 metros cuadros de la arteria principal del casco urbano Muriedas-Maliaño, la Avenida de la Concordia, que, según ha explicado el Ayuntamiento, "no será peatonalizada" pero en la que sí se dará continuidad a la actuación llevada a cabo en las calles contiguas Constitución y Eulogio Fernández Barros.

Así, el 72 por ciento de los 4.000 metros cuadrados de esta Avenida pasará a ser de uso peatonal (un 55%) y semipeatonal (un 17%) de modo que los vehículos dispondrán para su uso un 28% del espacio y no del 65% como hasta ahora.

De esta manera, según el Ayuntamiento, la Avenida de la Concordia se transformará con esta actuación "en una zona de tráfico calmado con preferencia para los peatones".

Sin embargo, los vehículos privados y los de servicio público van a poder continuar circulando y estacionando en esta calle tras la realización de esta actuación que, a juicio del Ayuntamiento, va a tener "un gran impacto estético" pero que, no solo supone la "renovación integral" de la superficie, sino también de las conducciones de alumbrado, drenaje y de la red de saneamiento.

Las aceras de esta Avenida pasarán a contar con un ancho de hasta seis metros y estarán "en coordinación" con los utilizados en las de las calles Constitución y Eulogio Fernández Barros. Lo mismo ocurrirá con el pavimento de la zona vial.

El pavimento de las aceras y de los espacios reservados a vehículos serán diferentes en su material y relieve pero quedarán a una altura similar enviando así un mensaje claro a los conductores que se van a ver obligados a adaptar la velocidad y el comportamiento en la conducción a las nuevas características de la calle.

Con este objetivo además se va a restringir la facilidad de giro hacia la calle Eulogio Fernández Barros .

Una gran glorieta como plaza central

El Ayuntamiento ha señalado que, con esta actuación, se van a "corregir" aspectos que, a su juicio, se dan en la actualidad, como la "rigidez" del tránsito, la "excesiva longitud" de la distancia de cruce entre acera y acera, la "falta de conexión" entre tramos del itinerario para los peatones y el aspecto general de "extremada dureza" de la zona.

Para ello, se construirá una gran glorieta a modo de plaza central en la intersección de la Avenida de la Concordia con Eulogio Fernández Barros y segregada del tráfico mediante elementos de protección.

Además, se va a reducir en la zona las aceleraciones, desaceleraciones, la propia velocidad y con ello los ruidos y las emisiones contaminantes.

Estas actuaciones se complementan con la renovación total del mobiliario urbano, como bancos, papeleras, alcorques, bolardos, barandillas y jardineras.

Se sustituirá además la señalización, tanto horizontal como vertical, así como los semáforos existentes en la intersección con la Avenida de Bilbao que serán reubicados.

Se va a reestructurar también la situación de los contenedores de residuos sólidos urbanos, de manera que se crean dos zonas independientes, una en cada tramo, oeste y este, en las inmediaciones de la glorieta central, con la inclusión de dos nuevos elementos.

El Consistorio ha explicado que se va a realizar un "importante trabajo" de renovación de la vegetación, con la retirada de los árboles actuales y la plantación de arce japonés, además de la colocación de jardineras y espacios en superficie con especies arbustivas, con el objetivo final de proteger a la calle del acusado tráfico periférico.

En cuanto a los estacionamientos, pasarán a ser en cordón conservándose "prácticamente" —dice el Consistorio— el número de plazas y sin alterar servicios como la parada de taxi que permanecerá en la Avenida de la Concordia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento