Recogen firmas para que los niños no usen el gimnasio playero
Varios alicantinos ejercitan sus cuerpos en la Cocó. ((F. GONZÁLEZ)
A los mayores del Raval Roig les encantan las instalaciones deportivas que el Ayuntamiento ha puesto para ellos en la playa de El Cocó. Lo que no les gusta tanto es que los niños sean quienes disfruten de ellas.

Y es que algunos mayores se quejan de que los niños que acuden a la playa con sus padres y madres acaparan estos aparatos, que supuestamente son para realizar ejercicios de rehabilitación, por lo que ya han comenzado a recoger firmas.

Ha ocurrido que llegan usuarios mayores al gimnasio playero y encuentran todos los aparatos ocupados por pequeños, cuando hay un parque infantil justo al lado. El pasado domingo se originó así una fuerte discusión, cuando uno de los veteranos pidió a un niño que se fuera a los columpios. Según testigos presenciales, los progenitores y él casi llegan a las manos.

El presidente de la asociación de vecinos del Raval Roig, Pedro Núñez, ha recibido también quejas porque  hay cuatro aparatos que ya están rotos y la semana pasada empleados munipales tuvieron que repararlos, tan sólo un mes después de haberse instalado. Así mismo critican que la empresa contratada por el Ayuntamiento para montarlos no haya hecho bien su trabajo.