Un total de 73 personas se dedican en Cantabria al juego ilegal, por el que facturan 1,7 millones, según la ONCE

Un total de 73 personas en Cantabria se dedican al juego ilegal, a través del que facturan 1,7 millones de euros, según ha informado este sábado la ONCE, que ha valorado "muy positivamente" la actuación del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas contra esta práctica.

Un total de 73 personas en Cantabria se dedican al juego ilegal, a través del que facturan 1,7 millones de euros, según ha informado este sábado la ONCE, que ha valorado "muy positivamente" la actuación del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas contra esta práctica.

Así lo ha hecho en un comunicado remitido tras la imposición de una sanción de 25 millones de euros por parte de Hacienda a la Organización Impulsora de Discapacitados (OID) por "actividades ilícitas de juego".

Además de resaltar la labor del Ministerio contra el juego ilegal, la ONCE ha ofrecido al departamento que dirige Cristóbal Montoro su "colaboración" para trabajar en la erradicación de una actividad que, según ha dicho, "atenta contra los derechos de los consumidores".

Ha advertido de que, diariamente, unas 100.000 personas se enfrentan en la calle a una situación de total indefensión ante este tipo de juegos.

La ONCE ha alertado de que "la OID es una organización de ámbito estatal que imprime, distribuye y comercializa productos de lotería de carácter ilegal en todo el territorio nacional, de forma ambulante, y mediante un portal de internet".

Ha explicado que la gestión del juego en España exige autorización administrativa previa de los órganos competentes, la Administración General del Estado respecto a juegos de ámbito estatal, y las comunidades autónomas respecto a los de ámbito territorial.

Según ha explicado, a pesar de la prohibición, entidades sin la necesaria autorización venden desde hace años lotería a través de redes minoristas de vendedores que actúan fuera de toda legalidad, muchos de ellos utilizando la imagen de la ONCE y de sus tradicionales sorteos.

Según los datos existentes, a finales de 2013, más de 50 organizaciones de este tipo operaban juego ilegal en toda la geografía, para lo que utilizaban casi 4.000 personas ejerciendo la venta, y acumulaban unos ingresos globales de 83,9 millones de euros.

La ONCE ha lamentado y denunciado que "muchas" personas, "la mayoría" en riesgo de exclusión social, son explotadas por estas redes ilegales de juego.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento