Sordo pide a ELA que no hable de democracia mientras no diga por qué no permite listas alternativas a su dirección

Afirma que, si la mesa de diálogo social la hubiera convocado un gobierno de Bildu, "LAB estaría"
Unai Sordo
Unai Sordo
EUROPA PRESS

El secretario general de CC.OO. Euskadi, Unai Sordo, ha pedido a ELA que "no hable de democracia a nadie" mientras no explique por qué no permite presentar en sus Congresos candidaturas alternativas a los órganos de dirección. Por otra parte, se ha mostrado "convencido" de que, si la mesa de diálogo social, la hubiera convocado un Gobierno de Bildu, "LAB estaría".

En una entrevista a Europa Press, Sordo se ha referido, de esta manera, a las críticas de ELA y LAB a CC.OO. y a otras organizaciones por participar en la mesa de diálogo social tras conocerse el documento de alegaciones de Confebask al borrador de decreto sobre depósito de los Estatutos de organizaciones empresariales y sindicales, en el que, según han denunciado los sindicatos nacionalistas, planteaba que se les pudiera "ilegalizar".

En relación a la constitución de esta mesa, Sordo ha señalado que "merece la pena" reanudar el diálogo social en Euskadi y ha indicado que se está "ante un derecho, un derecho que reivindican todas las grandes organizaciones sindicales del mundo".

"Aquí el que se está situando en otro escenario son otros porque esto es lo que reivindica el sindicalismo en todo el mundo democrático", ha apuntado.

Sordo ha indicado que son conscientes de que ELA y LAB van a tratar de deslegitimar los posibles acuerdos que se puedan adoptar en la mesa de diálogo social. "Pero nosotros no le damos ninguna legitimidad a ELA y LAB para deslegitimar nada. Si cerramos planes de empleo quien nos tienen que legitimar a nosotros son los trabajadores que están afectados por estos planes", ha añadido.

"sin capacidad moral"

El dirigente de CC.OO. ha asegurado que ELA y LAB no tienen "ninguna capacidad moral ni de ningún tipo" para "deslegitimar nada". "Estoy convencido de que si esta mesa la pone en marcha un Gobierno de Bildu, LAB está, estoy absolutamente convencido", ha señalado.

Asimismo, ha rechazado el discurso de ELA de querer "deslegitimar" a los que participan en la mesa porque no representan a la mayoría sindical. "A mí gustaría que se le preguntara a ELA cómo puede ser posible que sea la única organización en Occidente que yo conozca donde en un Congreso no se pueden presentar candidaturas alternativas a sus órganos de dirección y, mientras no den una respuesta a esa pregunta, que no hablen de democracia a nadie", ha agregado.

A su juicio, es un "auténtico escándalo el cinismo de esta gente" y ha señalado que únicamente son CC.OO. y UGT los que se "'mojan' por tratar de buscar soluciones porque, "al resto, les interesan estas cosas, lo justo".

"El resto del sindicalismo en Euskadi no tiene ninguna intención de empujar para mejorar la situación del país. Estamos hablando de posicionamientos estrictamente políticos", ha añadido.

Sordo ha indicado que LAB está jugando "a un papel político" y no va a entrar "en una mesa que entienda que legitima una determinada política porque ellos están jugando una baza partidista". Ha añadido que, por su parte, ELA directamente está constituido "como un foco de la antipolítica y su única intención es utilizar su representatividad sindical para marcar el paso al nacionalismo e ir a un proceso de acumulación de fuerzas soberanistas".

"Es lo que están planteando desde hace 20 años y el resto es absolutamente secundario y los problemas del país les importa más o menos lo mismo que un accidente de bicicleta en Pekin", ha añadido.

Documento confebask

Por otra parte, Sordo ha puesto en valor la declaración que asumieron todas las organizaciones, incluida Confebask, en la que rechazan que se pueda dejar de registrar a una organización por el hecho "de cumplir o dejar de cumplir" algunas de las funciones que puedan tener encomendadas.

Según ha indicado, esa declaración "desdice el hipotético documento" de Confebask al que aluden ELA y LAB y se va a remitir al ministerio de Trabajo que está elaborando el decreto, por lo que "deja en nada cualquier otra cosa que hubiera pasado".

"Esto lo que hace es inhabilitar cualquier posición más allá del documento, fuera verdad, fuera mentira, dijera una cosa o dijera otra", ha añadido. Sordo ha indicado que eso es lo "relevante" y ha afirmado que, "al margen de dimes y diretes, de si era verdad o si era mentira", hay "otra declaración que dice lo contrario".

Sordo ha indicado, con su presencia en la mesa, CC.OO. "ni da apoyo ni avala ninguna posición" y cree que han hecho "un servicio muy importante" con la declaración que se consensuó en la reunión de constitución de la mesa de diálogo social.

"Una vez más somos la única organización sindical que ha tenido una posición útil ante un problema que podía haber sido gordo. No vamos a entrar a contestar a descalificaciones sin ningún fundamento, ya estamos un poco hartos", ha añadido en referencia a las críticas de ELA y LAB.

Sordo ha afirmado que en la primera reunión de la mesa de diálogo social su sindicato "ha marcado el terreno de juego", en el que "salen los equipos y se determinan las normas, el método". Según ha indicado, cada uno de los agentes ha planteado una serie de temas y, a partir de la próxima semana, se empezarán a negociar, "algunos en el corto plazo y otros más en el largo plazo".

"Vamos a ver qué capacidad tenemos de llegar a acuerdos y que esos acuerdos se vean refrendados con recursos cuando sea necesario o con medidas concretas", ha añadido.

El dirigente sindical ha manifestado que hacen un análisis positivo de ese primer encuentro, pero "la partida empieza ahora" y será el momento de ver la "voluntad real" de cada una de las partes de llevar "a buen puerto esta mesa".

Sordo ha afirmado que el sindicato es consciente que las propuestas que ha llevado en materia de política social son "complicadas" para poder consensuar con las organizaciones empresariales, pero su voluntad es que pueda lograr y se les dote de partidas presupuestarias.

A su juicio, en la mesa de diálogo social habrá que buscar "elementos de actuación" en los que pueda haber "un determinado interés compartido", lo que "no quiere decir que partamos de las mismas posiciones". En concreto, considera que, por ejemplo, se puede dar ese "interés compartido" en relación a colectivos de desempleados que proceden de sectores de la Construcción a los que se les puede derivar hacia sectores como la rehabilitación de edificios y poner en marcha un plan de empleo.

A más largo plazo, el dirigente de CC.OO. ha indicado que "lo que toca" sería poder articular un ámbito que sirva para "ver desde una vista panorámica las necesidades que va a tener el tejido productivo del país".

Sordo cree que hay que tener "un buen diagnóstico de lo que va a pasar en los próximos años en Euskadi", que sirva para generar "políticas concretas", algunas "de corto plazo y otras más estratégicas".

El dirigente sindical ha afirmado que habrá que ver "cómo dar coherencia" a políticas de empleo y a políticas de desarrollo profesional.

Sordo ha asegurado que su voluntad es que los 'frutos' en la mesa de diálogo social se vean a corto plazo, pero ha señalado que tampoco quieren generar "falsas expectativas" porque "por muy bien que salieran las cosas, estamos hablando de una mejor utilización de las políticas activas de empleo, vinculadas a una mejor utilización de políticas de promoción económica" pero la situación económica, del paro y de la precariedad solo va a revertir si hay un "cambio en las políticas económicas generales" en Euskadi, en España y Europa.

Por lo tanto, el líder de CC.OO. ha manifestado que la mesa de diálogo social "no va a arreglar los problemas de Euskadi", pero "nos sitúa mejor ante algunos problemas y para dar mejor respuesta a algunos problemas que van a tener los trabajadores".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento