Mueren dos rehenes extranjeros en un intento fallido de rescate de EE UU en Yemen

  • El estadounidense Luke Somers y el sudafricano Pierre Korkie fueron asesinados por disparos de miembros de Al Qaeda durante el operativo de rescate.
  • El ministerio yemení de Defensa había localizado a un tercer ciudadano, de origen británico, pero se desconoce su paradero e identidad.
  • El ejército estadounidense y yemení han rescatado a seis yemeníes, un saudí y un hombre de origen etíope en poder de AQPA.
  • La operación de rescate ha sido la primera de Ashton Carter como secretario de Defensa de EE UU.
  • La filial yemení de la organización terrorista de Al Qaeda amenazó en una grabación de vídeo con matar a Somers.
Fotografía del periodista estadounidense Luke Somers.
Fotografía del periodista estadounidense Luke Somers.
EFE

El intento de rescate de rehenes extranjeros en manos de Al Qaeda en Yemen concluyó este sábado con la muerte de dos secuestrados, un estadounidense y un sudafricano, durante una operación conjunta del ejército yemení y EE UU en el sur del país.

El sudafricano Pierre Korkie y el estadounidense Luke Somers fueron asesinados por disparos realizados por miembros de Al Qaeda durante el operativo de rescate, según precisaron fuentes de seguridad y de la inteligencia yemení.

El ministerio yemení de Defensa había localizado a los dos fallecidos y a un tercer ciudadano, de nacionalidad británica, en la casa de un supuesto terrorista en la aldea de Abdin, en la provincia de Shabua, en el sur de Yemen, según el Comité Supremo de Seguridad.

Los tres extranjeros fueron secuestrados por Al Qaeda, que los mantuvo en cautiverio junto con otras ocho personas —seis yemeníes, un saudí y un etíope—, estos últimos liberados en la madrugada del pasado 25 de noviembre.

La nota detalla que el ejército yemení instó en un principio a los terroristas a rendirse y liberar a los rehenes, pero se negaron a hacerlo y de inmediato dispararon contra los secuestrados, lo que fue seguido por un bombardeo a la casa donde estaban retenidos.

Ambos rehenes murieron más tarde en las instalaciones del hospital debido a la gravedad de las heridas sufridas, según la nota, pese a que fuentes de seguridad dijeron en un principio que Somers fue hallado muerto por el ejército estadounidense en el lugar de los hechos.

Cuatro miembros de la fuerza antiterrorista resultaron heridos durante la operación conjunta, que provocó también la muerte de 10 extremistas que estaban dentro de la casa, encargados de vigilar a los rehenes.

Se desconoce el paradero y la identidad del secuestrado británico, ya que no se encontraba junto a Korkie y Somers como se pensó en un principio.

"Bárbaro asesinato"

El exsecretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ha explicado que la operación de rescate era necesaria porque "había razones convincentes para creer que la vida de Luke Somers corría un peligro inminente".

"Los dos, Somers y un segundo rehén no estadounidense, han muerto por culpa de los terroristas de AQAP durante el rescate. Traslado mis condolencias a sus familias y amigos", ha dicho Hagel desde Kabul, a donde ha llegado este sábado en una visita sorpresa a las tropas estadounidenses.

El presidente estadounidense, Barack Obama, condenó en un comunicado el "bárbaro" asesinato de Somers, que tachó de "una prueba más de la profundidad de la depravación de AQAP".

Obama dijo que este hecho constituye "una razón más por la que el mundo nunca debe parar en su esfuerzo por derrotar su malvada ideología".

Luke Somers era un periodista estadounidense que trabajaba para varios medios de comunicación, y fue secuestrado en septiembre de 2013. Pierre Korkie, un ciudadano sudafricano que trabajaba en Yemen para la ONG Gift of the Givers, fue secuestrado junto a su mujer en mayo del pasado año. 

"Hemos recibido con tristeza la noticia de que Pierre ha muerto en un intento de las fuerzas especiales estadounidenses de liberar a los rehenes en Yemen", ha informado, por su parte, la ONG Gift of the Givers en su página web.

En un primer momento, el Ministerio de Defensa de Yemen anunció a través de un comunicado publicado en su página web que sus tropas habían conseguido liberar a Somers y que, además, habían matado a una decena de milicianos de AQPA.

Amenaza de la muerte de Somers

La filial yemení de la organización terrorista Al Qaeda amenazó el pasado 4 de diciembre en una grabación de vídeo con matar a Somers, cuyo rescate fue intentado, sin éxito, en noviembre por las autoridades estadounidenses, según reconoció el mismo día la Casa Blanca.

En el vídeo, el dirigente de Al Qaeda en la Península Arábiga, Naser bin Ali al Ansi, leyó un comunicado en el que aseguró que Estados Unidos conocía perfectamente sus exigencias y le dio un plazo de tres días para satisfacer sus demandas.

Somers, de 33 años de edad, fue secuestrado en Yemen en septiembre 2013 cuando trabajaba como reportero y fotógrafo para los medios de comunicación locales e internacionales, incluida la cadena británica BBC.

La Casa Blanca había revelado que en noviembre el presidente estadounidense, Barack Obama, autorizó una operación de rescate. "Lamentablemente, no encontramos a Luke, aunque sí había rehenes de otras nacionalidades que fueron rescatados", dijo el jueves el Consejo de Seguridad.

Finalmente, el 25 de noviembre las fuerzas estadounidenses y yemeníes han rescatado a seis yemeníes, un saudí y un hombre de origen etíope en poder de AQPA que estaban ocultos en una cueva montañosa del distrito de Hajar al Sayar, en la remota provincia de Hadramaut.

En medio de esta confusión, la madre de Somers, Paula, difundió un vídeo en el que pedía a los yihadistas que mostraran "misericordia". "Por favor, dadnos la oportunidad de ver a nuestro Luke de nuevo", suplicó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento