El etarra Olarra Guridi
El etarra Olarra Guridi (Archivo EFE). Archivo EFE

El ex dirigente etarra Juan Antonio Olarra Guridi ha sido condenado a 28 años de prisión por su participación en el asesinato del empresario donostiarra José Antonio Santamaría, en 1993.

El asesinato tuvo lugar en San Sebastián en 1993
La Sección Primera de la Sala de lo Penal, que juzgó el mes pasado a Olarra Guridi, ha considerado probado que el etarra participó en el asesinato de Santamaría, fallecido de un tiro en la nuca mientras cenaba en la sociedad gastronómica Gaztelupe de San Sebastián el 19 de enero de 1993.

Un tiro en la nuca sin mediar palabra

Ese día, Olarra Guridi -para quien la fiscalía solicitó por esta causa 30 años de prisión y otros diez por su integración en la cúpula de la banda terrorista - y otro miembro de ETA ya fallecido fueron informados por el también etarra Valentín Lasarte -ya condenado por estos hechos- de que el empresario vasco se encontraba cenando en el citado restaurante.

Tras recibir esa información, Olarra y el otro terrorista entraron en el local y "sin mediar palabra, y de forma súbita e inesperada", uno de ellos le disparó un tiro en la cabeza que le ocasionó la muerte instantánea.

Extradición temporal desde Francia

Pagará a los herederos una indemnización de 300.506 euros
El tribunal también ha prohibido al acusado el volver al lugar de residencia de la víctima y de su familia durante diez años desde el cumplimiento de la pena, además de al pago de una indemnización de 300.506 euros a los herederos del empresario.

Olarra Guridi fue entregado temporalmente por Francia en julio de 2006 para ser juzgado en España por trece causas, entre ellas la del empresario vasco y los atentados fallidos contra el diputado del PSOE José Asenjo y un empleado civil de la administración militar en Sevilla, en 2000.