Reino Unido recomienda los partos al estilo tradicional y asistidos por las matronas

  • Lo recomienda el Instituto de Salud a las mujeres con embarazos de bajo riesgo.
  • El lugar puede ser un paritorio en el ambulatorio, en casa o en un hospital, siempre que se evite la cirugía mayor y el ingreso en un quirófano.
Una madre y su recién nacido, en un paritorio.
Una madre y su recién nacido, en un paritorio.
ARCHIVO

Evitar los quirófanos y la cirugía. El Instituto de Salud Británico (NHS, por sus siglas en inglés) ha lanzado una guía en la que recomienda a las mujeres con embarazos de bajo riesgo que opten por el parto tradicional asistido por matronas y parteras, bien en ambulatorios o unidades de paritorios, pero fuera de los quirófanos de los hospitales y de las manos de los obstetras.

Apróximadamente la mitad de las mujeres británicas, según datos del NHS, estarían en disposición de recibir este tipo de asistencia, gracias a la cual se evitaría el uso de fórceps, episiotomía (una incisión quirúrgica en la zona del perineo) o cesárea. Las nuevas recomendaciones, que han suscitado debate y polémica en las islas, también incluyen la de no cortar el cordón umbilical "al menos hasta que haya pasado un minuto del nacimiento, si no hay complicaciones médicas, y por lo general en los primeros cinco minutos", una práctica que evitaría algunos casos de anemia en los recién nacidos.

Esta nueva regulación ha llegado tras el análisis de los datos de un estudio en el que se muestra que hay más posibilidades de una intervención mayor y de infecciones durante el parto cuando este se realiza al modo tradicional y asistido en quirófanos de hospitales por los médicos.

"La decisión de lo que es adecuado en cada parto debería tomarse en una conversación sopesada y adaptada a las circunstancias individuales", asegura la doctora Susan Bewley, directora del departamento de Obstetricia Compleja en el Kings College de Londres y la cabeza responsable del consejo asesor cque ha dictado estos nuevos consejos. "Nuestra función debería ser dar el apoyo a las decisiones tomadas en cada momento, pues la gente está en su derecho".

"Es difícil explicar por qué sucede, pero el hecho de estar en un hospital hace que las madres sean más proclives a sufrir intervenciones", declaró a The Guardian Mark Baker, director de prácticas médica del Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud (NICE). "Las intervenciones quirúrgicas suelen ser muy costosas, de modo que la atención de la matrona tiene su valor no sólo por el dinero, también por el control que la mujer".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento