El pasado 2 de agosto, Vitoria, como parte del evento de la Capital Española de la Gastronomía y de la mano del cocinero Senén González, intentó entrar en el Libro Guinness de los Récords con una tortilla de patalla gigante. La más grande del mundo, de hecho. En aquel momento, se creyó que se había logrado el objetivo. Tres meses después, la susodicha tortilla parece atragantarse al consitorio vitoriano.

El diario digital Norte Exprés publicaba este lunes que la organización del Guinness ha confirmado su rechazo a este récord patatero de Vitoria. Según este medio, la organización les habría hecho llegar un comunicado que confirma que "la solicitud de récord enviada por la Capital Española de la Gastronomía para la tortilla española más grande ha sido rechazada. Las pruebas enviadas como parte de la solicitud no superan el récord existente  que permanece en 11,036 toneladas que fue conseguido en Japón el 19 de marzo de 1994. Además de no superar el peso del actual récord, la tortilla no se preparó correctamente, de acuerdo con nuestras normas".

Además de no superar el peso del actual récord, la tortilla no se preparó correctamenteSegún esa información, los 'oficializadores' de récords no habrían aceptado la forma en la que preparó la tortilla el cocinero Senén González, del Sagartoki: utilizando tortillas precocinadas, que comercializa el mismo, a modo de puzzle. El coste del 'tortillón' fue de 45.000 euros.

El propio cocinero, en una entrevista en la Cadena Ser este mismo martes, ha defendido que se le "encargó el trabajo de hacer una tortilla de un tamaño que ellos decidieron". En cualquier caso, Senén se ha mostrado "superorgulloso" de su labor y ha atacado a la tortilla japonesa que ostenta el récord a la que ha calificado como "una especie de cuajo de huevo y patata" en la que se utilizó leche en vez de aceite.

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto (PP), polémico por sus últimas declaraciones sobre los inmigrantes, dijo este lunes a los periodistas que no tenía la notificación oficial del rechazo de la solicitud pero intentó aplicar una dosis de optimismo al asegurar que intentar batir el récord fue en sí mismo un hecho "positivo" y que "mereció la pena". Eso sí, en la mañana de este martes, Maroto confirmaba en Twitter que no pagaría los 45.000 euros del coste del 'tortillazo'. Parecía así confirmar que el Guinness no aceptaba el récord e intentaba salir al paso de las críticas de la oposición.

Todo ello, para aclarar, horas después, que se refería a que el Ayuntamiento "no abonará los 50.000€ pendientes a la organización Capital Española de la Gastronomía en compensación por no lograr el récord de la tortilla", añadiendo, si cabe, algo más de confusión.

Fuentes municipales han explicado que la organización del evento correspondió a la Capital Española de la Gastronomía (que por cierto, culmina en diciembre con la celebración de la Semana de Rioja Alavesa), en el marco del título que este año disfruta Vitoria, y han asegurado que esta asociación ya conocía cómo se iba a hacer la tortilla y decía que era "posible" conseguirlo.

Asimismo, han recordado que fue un acto de difusión muy importante para Vitoria. Incluso la película Rey Gitano, de Juanma Bajo Ulloa, rodó varias secuencias con los protagonistas de su nuevo filme en pleno intento de récord de la capital alavesa.

La oposición: "Una tomadura de pelo"

Por su parte, los grupos de la oposición (PNV, EH Bildu y PSE-EE ) en el Ayuntamiento de Vitoria denunciaron este lunes que la capital alavesa ha hecho el "ridículo" al haber fracasado en este propósito.

En declaraciones a la Agencia Efe, la edil nacionalista Nerea Melgosa (PNV) ha denunciado la "tomadura de pelo" que supuso este evento y ha opinado que, visto el desenlace, ha ido "en contra del prestigio" de Vitoria.

Si lo que quería el PP es que viniera Tele 5 para salir en la tele, no hacía falta haber hecho este circo Ha considerado que el intento, que se celebró el pasado 2 de agosto en la plaza de la Virgen Blanca, sólo ha servido para hacer "boato" en favor del alcalde.

Antxon Belakortu (EH Bildu) ha denunciado la "gran mentira" que ha supuesto el intento de entrar en el récord Guinness con una tortilla de patata gigante y ha opinado que "si lo que quería el PP es que viniera Tele 5 para salir en la tele, no hacía falta haber hecho este circo ni haber dado 45.000 euros a un cocinero en concreto".

Patxi Lazcoz (PSE) ha calificado del timo del "tocomocho" lo ocurrido con la tortilla de patata gigante y ha lamentado que Vitoria sea ahora "la capital del ridículo" ante la prensa nacional e internacional.

La difusión del evento llegó "a 73 medios escritos, 311 digitales, a las principales cadenas de televisión regionales y nacionales, y hasta a una televisión de Kuwait, y ahora ¿qué les vamos a contar?", se ha preguntado.

Consulta aquí más noticias de Álava.