La UE ratifica en Lima un nuevo acuerdo mundial para luchar contra el cambio climático

  • El objetivo es que el próximo año se pueda adoptar en París un nuevo acuerdo mundial en la lucha contra el cambio climático.
  • Los veintiocho socios comunitarios recordaron que el paquete incluye la meta de obligado cumplimiento de reducir las emisiones en al menos un 40% para 2030.
  • Greenpeace pide a las autoridades que "salven el clima" desde Machu Picchu.
Osos polares en un iceberg en deshielo debido al cambio climático.
Osos polares en un iceberg en deshielo debido al cambio climático.
GTRES

La Unión Europea ratificó en Lima su pedido para que la vigésima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP20) "allane el camino" para que el próximo año se pueda adoptar en París un nuevo acuerdo mundial en la lucha contra el cambio climático.

La UE presentó a su delegación oficial en la COP20, con la presencia del jefe de negociación de la Comisión Europea, Elina Bardram; y el jefe negociador de la presidencia italiana de la UE, Roberto Binatti. En una comparecencia ante la prensa, Bardram y Binatti expusieron los principales términos del acuerdo que los países de la UE han pactado, en el que se remarca que se espera que el nuevo acuerdo sobre el clima "sea jurídicamente vinculante".

"La UE confía en que el nuevo acuerdo contribuya a reforzar y ampliar de manera significativa los esfuerzos colectivos internacionales para luchar contra el cambio climático", remarcaron.

Los veintiocho socios comunitarios se han comprometido a defender un pacto de estas características que permita mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados celsius, para lo que en 2050 las emisiones de gases de efecto invernadero tendrían que haberse reducido al menos en un 50% respecto a las de 1990.

La posición de los UE en Lima contiene los objetivos que marcarán las políticas europeas de energía y clima hasta 2030, acordados el pasado jueves por los jefes de Estado y de Gobierno de la unión. Los Veintiocho recordaron que el paquete incluye la meta de obligado cumplimiento de reducir las emisiones en al menos un 40% para 2030 y confirmaron su intención de comunicar las contribuciones de cada país a ese recorte durante el primer trimestre de 2015, a la vez que urgieron a sus socios internacionales a hacer lo mismo.

Los Estados miembros buscarán acordar los "elementos clave" para tener un "borrador del texto de negociaciones" preparado a más tardar en mayo próximo, con vistas al acuerdo que esperan cerrar en París, según el documento.

La UE señaló que entre los resultados que espera obtener en Lima estén que los principales elementos del acuerdo de 2015 se adopten como base para ulteriores negociaciones y que se tome una decisión que garantice que las contribuciones de reducción de los gases de efecto invernadero "sean transparente, cuantificables y comparables". Según reportó la UE, solo en 2013 aportó, en conjunto con sus estados miembros, 9.500 millones de euros para cumplir con esos objetivos.

La COP20 comenzará en Lima con la participación de 10.300 delegados de 195 países, convocados para elaborar un documento base que permita suscribir en 2015, durante la COP21 de París, un acuerdo para reducir los efectos del cambio climático.

Greenpeace pide "salvar el clima" desde Machu Picchu

Mientras, la organización ecologista Greenpeace pidió a las autoridades del mundo que "salven el clima", con una intervención en la que proyectaron un lema desde las famosas ruinas incaicas de Machu Picchu, en la región peruana del Cuzco. "Salven el clima, el sol es la respuesta", señaló el mensaje proyectado desde el Templo del Sol de Machu Picchu hacia la montaña vecina del Huayna Picchu con motivo de la vigésima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP20), que comienza mañana en Lima.

Según informó la organización, siete activistas de Greenpeace llegaron hasta Machu Picchu para proyectar el mensaje como una forma de pedir que la cumbre de Lima marque el inicio del fin de las emisiones de dióxido de carbono y de las economías petroleras. Los activistas, procedentes de Brasil, Argentina, Chile, España, Austria y Alemania, llegaron hasta el famoso sitio arqueológico en condiciones de clima neblinoso, pero lograron proyectar su mensaje en inglés, español, portugués, alemán, francés e hindi.

Fundación Biodiversidad
Mostrar comentarios

Códigos Descuento