Borrador económico de Podemos
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, acompañado por los economistas Vincenç Navarro (i) y Juan Torres (d), durante la rueda de prensa que ha ofrecido para presentar el documento que servirá de punto de partida para elaborar el programa económico del partido. Kiko Huesca / EFE

Aumentar salarios y pensiones para reactivar el consumo, reformar el mercado de trabajo eliminando incentivos y subiendo cotizaciones sociales a los empresarios, y crear una banca pública especializada, son algunas de las más de 30 propuestas que Podemos ha desvelado en un documento que ha publicado este viernes y en las que no constan partidas económicas concretas.

Estas son las principales medidas económicas que constan en el documento Un proyecto económico para la gente elaborado por los catedráticos y economistas Vincenç Navarro y Juan Torres y que orientarán el programa económico de Podemos.

Sistema financiero

  • Reconocer en la Constitución un principio que consagre el crédito como un servicio público esencial y crear bancos ciudadanos especializados en depósitos y en financiación, o bien cooperativas de crédito.
  • Utilización estratégica de los depósitos y liquidez de las Administraciones Públicas como instrumento para la creación y funcionamiento de esta nueva banca pública.
  • Mejorar el funcionamiento del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para que los préstamos que recibe del BCE se produzcan en las mismas condiciones que la banca privada.
  • Modificar la naturaleza y actuación del banco malo, la Sareb.
  • Aplicar una tasa reducida a todo tipo de transacciones financieras y otra progresiva sobre las operaciones de compras y ventas en los mercados bursátiles según el componente especulativo que tengan.
  • Que la banca informe con claridad sobre su situación patrimonial real, sobre todo de las entidades que han recibido ayudas y elaborar un nuevo código de buenas prácticas y ética bancaria.

Mercado laboral

  • Aumentar los salarios y el Salario Mínimo Interprofesional, así como establecer máximos en la diferencia entre los salarios más elevados y el salario medio en las empresas.
  • Derogar la reforma laboral aprobada por el Gobierno y implantar una jornada laboral de 35 horas semanales.
  • Eliminar los incentivos a las horas extraordinarias y a jornadas largas así como a los contratos parciales no voluntarios.
  • Incremento extraordinario de las cotizaciones sociales empresariales o financiación por medio de impuestos mientras dure la crisis económica.
  • Revisión de las bases mínimas y máximas de cotización para que el sistema sea más progresivo, aumento de la cotización en regímenes especiales y cotización por ingresos reales en el caso de autónomos y trabajadores por cuenta propia.
  • Revisión de la naturaleza de los ERE y establecer una Renta mínima básica.

Pensiones

  • Edad de jubilación a los 65 años pero flexibilizando dicho criterio en función de la naturaleza del trabajo realizado y anulación de los recortes en el sistema de cálculo de la pensión.
  • Equiparación de las pensiones no contributivas con el mínimo de las pensiones contributivas de jubilación.

Fiscalidad

  • Mejora del IRPF para convertirlo en un impuesto extensivo que someta a una sola tarifa todos los tipos de rentas.
  • Eliminar los sistemas de estimación objetiva de las actividades económicas y eliminar las desgravaciones y deducciones que no sean de origen personalizado. No penalizar a las rentas salariales.
  • Recuperar el Impuesto sobre el Patrimonio y crear un nuevo Impuesto sobre la Riqueza y otros locales enfocados al medioambiente.
  • Hacer efectivos los tipos en el Impuesto de Sociedades.
  • Eliminar el artículo 135 de la Constitución que limita el déficit público.
  • Combatir la economía sumergida y el fraude fiscal con una nueva Oficina Nacional Antifraude independiente del sector político y con mayor dotación a la Agencia Tributaria.

Deuda

  • Creación de una institución de Conciliación entre deudores de hipotecas, acreedores y Administración para establecer condiciones de moratorias, reestructuración o quita de las deudas familiares.
  • Renegociación de tipos de interés, períodos de carencia, plazos de vencimiento y amortización o condiciones de quita ante elevados endeudamiento de algunos Estados periféricos de la UE.

Sector empresarial

  • Tratamiento favorable al beneficio productivo incentivando la reinversión en nuevas actividades productivas.
  • Moratoria de grandes inversiones en infraestructuras que son deficitarias.
  • Nuevas redes de comercialización vinculadas a la producción autóctona y la producción local y de pequeña escala vinculada a nuevas formas de consumo.
  • Sistemas de cogestión en las empresas con mayor implicación de los trabajadores en las decisiones de las mismas. Más fortalecimiento de los sindicatos y fomentar la creación de empresas de propiedad colectiva como las cooperativas.

Sector social

  • Gran pacto contra la pobreza y la exclusión social y reconocimiento en la Constitución del derecho a la Alimentación, como un derecho humano universal.
  • Adoptar planes de urgencia destinados a proporcionar ingresos mínimos de subsistencia a familias y personas en exclusión o en riesgo de estarlo por encontrarse en paro o en situación grave de precariedad laboral.
  • Elaborar un plan cuatrienal de protección social con recursos que acerquen a España a la media europea y que garantice el ingreso mínimo de todas las personas, que incentive la participación laboral y evite la discriminación de género y garantice las condiciones de igualdad de todas las personas ante los servicios sociales.
  • Creación de un organismo como Defensor de las Generaciones Futuras que vele por el empleo futuro de los jóvenes y por el mantenimiento del Estado de Bienestar.
  • Reconocimiento por nacimiento o adopción de hijo a cada progenitor o progenitora con carácter intransferible y de igual duración, y con la misma parte obligatoria y pagadas al 100%.

Política europea

  • Flexibilizar el Pacto de Estabilidad que establece objetivos de déficit público a los Estados europeos.
  • Modificar los estatutos del BCE y que pueda financiar a los Gobiernos.
  • Mancomunidad de la deuda para que no haya una fragmentación en el coste de la deudas de los países.
  • Nueva legislación para facilitar la Negociación Colectiva a escala europea y garantizar los derechos sociales y laborales como condición de aceptación y permanencia en la UE.