Atasco por la lluvia en la M-30
Retención de tráfico en la M-30, a la altura de Ventas, a causa de la lluvia caída sobre Madrid. JORGE PARÍS

Cada español recorre 45,5 kilómetros al día a bordo de un coche, que usa durante 260 horas anuales y en el que tiene que invertir 75 horas de "tiempo parásito" para encontrar un aparcamiento, según el estudio Cuentas Ecológicas del Transporte elaborado por Ecologistas en Acción y presentado este jueves.

Este informe revisa "todos los elementos que conforman el sistema de transporte", tanto de personas como de mercancías, y analiza sus repercusiones ambientales, sociales y económicas con objeto de conocer la evolución del modelo en España durante los últimos 20 años.

Incluso estudia los medios que "a menudo quedan fuera del foco" como el transporte por tubería, los ascensores o los medios no motorizados y "en todas las fases necesarias para que se produzca" desde la construcción de la infraestructura y el vehículo hasta su mantenimiento, el desplazamiento propiamente dicho y el reciclaje o desecho de los vehículos.

Cada español dedica  un total de 666 horas a su coche

Otros datos interesantes del sector del automóvil indican que cada español dedica un total de 666 horas a su coche, cifra que resulta de sumar las citadas horas de desplazamientos y "tiempo parásito" más otras 331 de "tiempo virtual" en las que se trabaja para generar los recursos que pagarán su propiedad.

Además, el incremento del peso medio de los coches en los últimos años es de 404 kilos y "roza" la tonelada y media.

Para facilitar su circulación, ha sido necesario transformar el equivalente a 820.000 campos de fútbol de suelo, una superficie mayor a la de la Comunidad de Madrid, en todo el territorio español.

Según el estudio, si se dividen todos los recorridos de 2012 entre la población española, la movilidad correspondería a un desplazamiento diario personal de unos 45,5 kilómetros, mientras que en 1992 esta cantidad era de 28,3 kilómetros.

En 2007, la cifra era aún mayor (49,6 kilómetros/habitante), pero la crisis provocó su disminución hasta 2012, fecha de los últimos datos recogidos.

Con todo, el aumento es del 50% "y, lo que es peor, se ha asentado principalmente en el automóvil y el avión, los medios con mayores impactos medioambientales", afirma el texto.

El transporte de mercancías

Respecto al transporte de mercancías, si se divide el recorrido de todas las desplazadas tanto internamente como las del comercio exterior, a cada español le correspondía en 2007 la circulación de una tonelada durante 91 kilómetros, cuando en 1992 la media era de sólo de 52.

"Los años de expansión económica estuvieron directamente correlacionados con un fuerte incremento en el trasiego de mercancías consumidas por la economía española", subraya el documento.

Más gases de efecto invernadero

El estudio también se refiere al cambio climático, al asegurar que las emisiones de gases de efecto invernadero atribuibles al transporte alcanzan el 40% (en lugar del 23,7% según las cifras oficiales) si se tienen en cuenta las del transporte de mercancías que llegan de mercados exteriores y se contabilizan las generadas en todo el ciclo de vida de los medios, no sólo en la fase de desplazamiento.

Es necesario reorientar la política de transportes

La principal conclusión del estudio es la necesidad de "reorientar la política de transportes" basada durante los últimos veinte años en "promover el uso del automóvil, el avión y el tren de alta velocidad, que son los medios de transporte más ineficientes energéticamente y causan además los mayores impactos".

Entre ellos, se contabilizan los ambientales (como la fragmentación de ecosistemas y el consumo de recursos materiales finitos), los sociales (la contaminación atmosférica y acústica y la siniestralidad en carretera) y los económicos (consumo de combustible y construcción de infraestructuras).

Por ello, este documento que se ha presentado en el curso del XII Congreso Nacional del Medio Ambiente (Conama 2014), que finaliza este jueves sus trabajos en Madrid, defiende la evolución hacia un modelo de "mayor sostenibilidad económica, social y ambiental".