El presidente extremeño, José Antonio Monago, ha dicho este jueves que desde que está al frente de la Presidencia de la Junta de Extremadura "se han dado los mayores pasos hacia la transparencia y la regeneración", algo que, según ha precisado, no se ha dado en los 36 años de Democracia en España.

Monago comparecía a petición propia ante el Pleno de la Asamblea de Extremadura para explicar sus viajes a Canarias en su etapa de senador y exponer las iniciativas que su gobierno impulsa en materia de transparencia y contra la corrupción. 

Respecto de sus viajes a Canarias en su etapa de senador, Monago ha insistido en que por ser presidente del PP extremeño y miembro de la dirección del Grupo Parlamentario Popular del Senado, "tenía asignada una actividad territorial no solo en la comunidad autónoma de Extremadura, sino también en Canarias y Andalucía", dos regiones "con características socioeconómicas muy similares" a la extremeña.

Por eso viajó en "numerosas ocasiones", tanto a Canarias como a Andalucía, aunque ha asegurado Monago que viajó "mucho más" a la comunidad andaluza que a la canaria, pero lo hizo con su propio coche "por la cercanía".

El presidente extremeño cree que "debería regularse por ley, como en Reino Unidos o en Estados Unidos esta materia" "Planifiqué 16 viajes a Canarias y 22 vuelos privados, que pagué de mi bolsillo, en el periodo de referencia", ha insistido el presidente extremeño, quien ha destacado que los viajes de trabajo fueron "por cuestiones variadas", y en ese sentido ha recordado que ya aportó "un informe de más de 400 páginas" sobre este asunto.

Por todo ello el presidente del Gobierno de Extremadura ha considerado que existen "lagunas" en la justificación de los viajes de los parlamentarios en España y ha propuesto un acuerdo entre los partidos extremeños para que los diputados nacionales y senadores "acrediten exactamente sus viajes de trabajo como lo ha hecho este presidente en su etapa de senador".

En concreto, el presidente extremeño ha propuesto adoptar el "modelo, el de Gobierno de Extremadura", en el que diputados y senadores autonómicos en Madrid deban presentar "una cuenta justificativa indicando, por un lado, la razón o el motivo que justifica cada gasto", así como adjuntar "las facturas o documentos acreditativos equivalentes", ha dicho. Algo "que es lo que yo he hecho ampliamente", ha aseverado.

Ésta sería "la mejor garantía" para que "nunca nadie más, al menos, en Extremadura, vuelva a vivir" lo que le "ha tocado" a él, ha aseverado José Antonio Monago durante su comparecencia a petición propia que ha realizado en el Parlamento de Extremadura para informar sobre su labor como senador y sobre las iniciativas que el Gobierno extremeño impulsa en materia de transparencia y contra la corrupción.

En su intervención, José Antonio Monago ha asegurado que no le gusta "el acuerdo al que se ha llegado en la mesa del Congreso y del Senado en materia de transparencia en relación a los viajes de los parlamentarios", ya que lo considera "insuficiente".

Así, el presidente extremeño cree que "debería regularse por ley, como en Reino Unidos o en Estados Unidos esta materia", pero ha apuntado que no está en su mano "poder hacerlo".

Venta de la residencia presidencial

Monago ha anunciado además que "en los próximos meses" el Ejecutivo regional va a poner en venta la "residencia oficial" de los presidentes extremeños en Mérida, "en la que han vivido los dos anteriores presidentes socialistas", Guillermo Fernández Vara y Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

"Ya estamos testeando el mercado", ha señalado Monago, quien ha calculado que de la venta y el "ahorro" en el mantenimiento del "palacio presidencial" de Mérida, el Gobierno extremeño dispondrá de "como mínimo dos millones de euros", que "destinará íntegramente a proyectos de inversión en la ciudad de Mérida".

En su comparecencia a petición propia en el Parlamento de Extremadura, el presidente extremeño ha recordado que desde su nombramiento renunció "a vivir en el Palacio presidencial que pagan todos los extremeños", una decisión que ha considerado "de especial importancia y no sólo simbólica".

Decidí quedarme en mi casa pagándome mi luz, mi agua, mi comida, mi contribución, mi IBI con mi nómina como cualquier familia extremeña. Porque hay cosas que no se pueden permitir", ha aseverado Monago, quien ha asegurado que "no iba a tener ninguna retribución en especie", ya que según ha calculado, el coste de este  "Palacio Presidencial" en la legislatura anterior "fue de casi un millón de euros".

Monago ha explicado que la propiedad de este inmueble es 100% del Gobierno de Extremadura, desde que "fue adquirido el 10 de agosto del año 1983 por, nada más y nada menos, que 40 millones de las antiguas pesetas", cuando "se compró directamente a su propietario".

Ha relatado que el "Palacio Presidencial" consta actualmente de casi 2.000 metros cuadrados, que incluye una casa de "600 metros cuadrados, en tres plantas más semisótano, y el jardín de 1.500 metros cuadrados con piscina".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.