El Congreso rechaza la iniciativa del PSOE en defensa de los trabajadores civiles de la Base de Rota

La Proposición no de Ley advertía de una "moronización" de la situación por la externalización de los trabajos

La Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados ha rechazado este miércoles, en virtud de la mayoría absoluta del PP, una Proposición no de Ley del PSOE en la que se reclamaba la defensa de los puestos de trabajo de los civiles españoles de la Base Nava de Rota y el rechazo a la externalización de los mismos.

La iniciativa ha sido defendida por la diputada Mamen Sánchez y constaba de cuatro peticiones, que se cubran con nuevos contratos de personal laboral local las bajas por jubilación, invalidez y fallecimiento, mientras permanezca el despliegue del escudo antimisiles, y se recuperen los puestos de trabajo amortizados en los dos últimos años; y que se promueva el empleo de ese personal civil español de modo que el aumento de actividad en la misma se traduzca en la creación de nuevos puestos de trabajo para trabajadores españoles.

Además, reclamada que no se externalice la actividad que realizan estos trabajadores y se vele por el cumplimiento del número de civiles americanos autorizados en la Base, según el Convenio de Cooperación para la Defensa con los Estados Unidos; y que se exija a la administración norteamericana que facilite a la española el número de puestos de trabajo ocupados por personal civil norteamericano así como la identificación de este personal.

Sánchez ha expuesto que el aumento de actividad en la Base, producido por el escudo antimisiles, conlleva un aumento del personal americano, tanto civil como militar, pero eso "no se traduce en una mayor cantidad de trabajo" para los locales, que ha visto cómo, en dos años, se han perdido 100 puestos de trabajo, "sin que se haya cubierto ni uno sólo de ellos".

Contratos para familiares de militares

Además, la socialista ha advertido de que se está produciendo una "moronización" de la base gaditana, en alusión a las condiciones de trabajo de la Base de Morón de la Frontera (Sevilla), es decir, que se está sustituyendo el trabajo que hacen los trabajadores locales, dependientes laboralmente del Ministerio de Defensa, por contratas que hacen empresas externas y que, además, dan esos contratos a "familiares de los militares".

"Estamos ante un problema de fondo político, que tiene que resolver el Gobierno de España, y en Rota se ve un cambio de modelo laboral, con cambio de empleo fijo por contratas al externalizar los servicios", ha criticado Sánchez, que ha dicho que su grupo comparte los objetivos del uso de las bases por parte de EEUU pero "no ve contrapartida ni con la zona ni con los trabajadores".

PP:

El convenio se cumple

Por su parte, el portavoz del PP Alfonso Candón ha expuesto que el ministro, Pedro Morenés, "defiende a los trabajadores de Rota" y, tras rechazar que la Base atraviese una "moronización" como decía el PSOE, ha mantenido que la llegada a Rota de los destructores que participan en el sistema antimisiles y sus trabajadores supone que se crea "riqueza y consumo" en las localidades de la zona.

Para mostrar su rechazo a la propuesta socialista, ha defendido que las necesidades de personal local son atendidas por el Ministerio de Defensa español, según recoge el Convenio de Cooperación firmado por ambos países y que también establece el equilibrio de plantillas del personal local y de los norteamericanos para evitar un exceso de plantilla de estos últimos.

Candón también ha dicho que, "conscientes de la importancia que tiene para la economía de la zona la conservación del empleo en la base", el Gobierno está "atento a la situación y a cualquier cambio que se pudiera producir". Además, ha subrayado que el Convenio atribuye a EEUU la competencia de determinar, de acuerdo a sus necesidades, las plantillas, por lo que España "no tiene competencia para imponer contrataciones laborales".

Por último, también ha señalado que EEUU cumple con el régimen de notificaciones previsto en el Convenio y con las previsiones del mismo en cuanto al personal civil norteamericano en la base así como con la identificación de esos trabajadores.

IU:

"no son bases conjuntas sino cesión de soberanía"

La mayoría de los grupos sí ha apoyado la iniciativa socialista y en el turno de los respectivos portavoces, el de la Izquierda Plural, José Luis Centella, ha señalado que la situación que viven los trabajadores de Rota "viene a reafirmar algunas de las tesis" de IU, que Rota y Morón "no son bases conjuntas sino cesión de soberanía de España a una potencia extranjera".

"Lo único que hace España es cumplir órdenes y supeditarse a los intereses que vienen de fuera que, además, en el tema laboral tienen aún más gravedad. A medida que hay más actividad y más militares norteamericanos hay menos trabajadores españoles", ha lamentado Centella, para quien hay una "clara sumisión de España y una situación injusta de neocolonialismo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento