Parlamento aprueba por unanimidad trasladar al Congreso la propuesta de PSOE-A sobre la reducción de costes energéticos

El Pleno del Parlamento ha aprobado este miércoles por unanimidad la toma en consideración de la proposición de ley del PSOE-A, a tramitar en el Congreso de los Diputados, sobre la modificación de tres normas estatales (la ley del Sector energético, la de Economía sostenible y la del Impuesto sobre el Valor Añadido) para posibilitar la reducción de los costes energéticos en el regadío andaluz.

El Pleno del Parlamento ha aprobado este miércoles por unanimidad la toma en consideración de la proposición de ley del PSOE-A, a tramitar en el Congreso de los Diputados, sobre la modificación de tres normas estatales (la ley del Sector energético, la de Economía sostenible y la del Impuesto sobre el Valor Añadido) para posibilitar la reducción de los costes energéticos en el regadío andaluz.

Esta iniciativa socialista plantea una modificación de la Ley del Sector eléctrico para ofrecer una alternativa de reducción de los costes energéticos a partir del autoabastecimiento eléctrico y de los contratos de acceso a las redes de transporte y distribución eléctrica para regadíos.

También, que se flexibilicen las condiciones de contratación del suministro eléctrico para las actividades intensivas en energía y con estacionalidad, como el regadío, adaptándolas a sus necesidades reales y adecuando la facturación a lo que realmente se demanda.

Mediante una modificación de la Ley de Economía Sostenible, el PSOE-A pide igualmente que se reclamen inversiones que favorezcan la reducción de los costes energéticos sobrevenidos por la reforma energética. Asimismo, plantea que, dado el carácter intensivo en mano de obra del regadío, se aplique un tipo reducido del diez por ciento del IVA a la factura eléctrica.

En relación con la reforma energética iniciada por el Gobierno de la Nación, se explica que desde la desaparición de las tarifas eléctricas reguladas específicas para el regadío y, ante la imposibilidad de modificar, en un sector altamente estacional, la potencia contratada en periodos inferiores a los doce meses, el sector ha visto cómo se han "disparado sus costes energéticos, habiéndose incrementado el término de potencia, dependiendo de la tarifa contratada, entre el 125 por ciento y el 1.255 por ciento desde 2008, cuando se produjo la liberalización del mercado eléctrico".

Por ello, el PSOE-A señala que el incremento medio del coste eléctrico en el regadío andaluz "será superior al 20 por ciento, llegando en muchos casos a superar el 30 por ciento, lo que es insostenible para un sector muy castigado por la crisis y que precisamente se ha modernizado para ahorrar agua". "Ahora tiene que asumir un incremento del coste eléctrico desmesurado, que pone en serio peligro la viabilidad de muchas zonas regables modernizadas o en proceso de modernización", reza la iniciativa legislativa socialista.

Además, considera que la medida propuesta por el Gobierno sobre introducción en la reforma fiscal de una exención del 85 por ciento del impuesto especial de la electricidad para los regantes y un ajuste en el régimen de módulos del IRPF, "no es suficiente para recuperar la competitividad de un sector tan estratégico".

La superficie regable andaluza ha pasado de unas 670.000 hectáreas en el año 1992 a casi 1.200.000 en la actualidad. Las provincias de Sevilla, Jaén, Granada y Córdoba son las que tienen la mayor proporción de superficie regable, sumando todas ellas el 76 por ciento del total.

En Andalucía existen más de 2.000 comunidades de regantes, muchas de ellas recién modernizadas o en proceso de modernización, que gestionan el agua destinada al uso agrícola. Desde 1995 hasta 2008 se han modernizado más de 350.000 hectáreas de regadío en Andalucía, lo que representa el 43 por ciento de los regadíos existentes entonces.

PP-A

Lo apoya pero critica la actitud de la junta

Durante la intervención de los grupos, el parlamentario del PP-A Miguel Ángel Arauz ha informado del apoyo de su partido a esta iniciativa (lo que ha provocado el aplauso de la Cámara) pero ha criticado el "baile de la confusión" y la situación "kafkiana" que está realizando en el día de hoy el PSOE-A, al que ha acusado de venir a este debate "con caretas" para no reconocer que fue durante el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero "cuando se suprimieron las tarifas especiales de riego y donde empezaron todos los males" del regadío andaluz.

"Eso no se puede olvidar", ha dicho tras advertir de que "lo más grave es que existió un borrador de decreto elaborado por los Ministerios de Agricultura y de Industria para paliar esa subida de costes energéticos" y el PSOE "no lo aprobó" pese a haberlo podido hacer a lo largo de más de tres años.

Además, Arauz ha defendido el apoyo del Gobierno de Mariano Rajoy a los agricultores andaluces durante toda la legislatura y, frente a ello, ha preguntado "qué ha hecho la Junta de Andalucía por el regadío" más allá del Programa de Desarrollo Rural que el Gobierno regional utiliza como "la única varita mágica que tiene pero para no hacer absolutamente nada". "Nosotros somos coherentes y venimos sin caretas. Y vamos a seguir defendiendo al campo andaluz siempre. Aquí, en Madrid, en Bruselas y donde haga falta", ha sentenciado.

Frente a ello, el parlamentario socialista José Muñoz ha dicho que quien defiende a los agricultores y regantes de la comunidad es la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y ha arremetido contra las "subidas de hasta el 500 por cien" que ha llevado a cabo el Gobierno de la Nación "por culpa de la mala planificación del Ministerio de Industria".

"No se puede mirar para otro lado como hace el Gobierno de la Nación. Y ya está bien de que siempre acaben pagando los mismos, los agricultores", ha sentenciado no sin mostrar sus dudas sobre si el PP va a apoyar esta iniciativa también en Madrid. "Si hoy se vota aquí que sí, que lo hagan también en Madrid y no hagan como con la anterior iniciativa legislativa sobre las aguas del Guadalquivir, que cuando llegó al Congreso se demostró que sois una surcursal de Génova y se consumó la traición a los andaluces", ha alertado.

Finalmente, el parlamentario de IULV-CA Ignacio García ha lamentado "la tremenda realidad de las explotaciones agrarias" de la comunidad, donde los márgenes de beneficio de los trabajadores del campo "es más estrecho que nunca" por las subidas de los precios energéticos que se vienen sucediendo desde 2004 y, especialmente, desde 2008, año en el que se liberalizó el mercado eléctrico, ya habían desaparecido las tarifas especiales de riego y se subió el IVA de la energía del 16 al 21 por ciento actual.

En esta línea crítica, García ha lamentado que "no se haya aprovechado la reciente ley del sector eléctrico para favorecer el autoconsumo ni en el sector agrario ni en ninguno" y ha considerado "razonable la aplicación de un IVA reducido porque la electricidad en el regadío es un motor de creación de empleo y está asociado a una realidad que utiliza mano de obra intensiva de manera regular". Por eso, también se ha sumado a la petición socialista de que el PP-A también la apoye en el Congreso de los Diputados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento