El ganadero de reses bravas Jesús Fraguas, de 58 años, ha resultado muerto como consecuencia de las cornadas propinadas por un toro bravo que criaba en una explotación de su propiedad, ubicada en la localidad navarra de Villafranca.

Según informó el Ejecutivo foral el suceso se produjo cuando el ganadero se encontraba dando de comer al animal y éste arremetió contra él.

La familia fue la que avisó a SOS-Navarra, que movilizo un médico de urgencia, aunque éste no pudo hacer nada por salvar la vida del propietario de la explotación, dadas las graves cornadas que presentaba.