El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, se refirió hoy en Ceuta a la huelga de hambre comenzada por el ex alcalde de Marbella, Julián Muñoz, para desear que no siente precedente en las prisiones españolas, "porque como esto se generalice se va a convertir en una broma pésima", un caso que comparó con el vivido por el etarra Ignacio De Juana Chaos.

Rajoy dejó claro que "nunca" ha puesto en duda, ni él ni su partido, "la independencia del juez Torres", aunque sí criticó "la aceptación del Gobierno de su chantaje", en clara referencia al caso De Juana Chaos.

"El gesto del Gobierno de Rodríguez Zapatero", señaló el político gallego, "puede dar lugar a que mucha gente se crea que el mejor sistema para salir de la cárcel es hacer una huelga de hambre".

"Espero que esto no se generalice y, en cualquier caso, me gustaría que el Gobierno, ahora que De Juana pesa 70 kilos y está muy bien, le devuelva a prisión para cumplir su condena", culminó el líder popular.