El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, recibió el sábado en su despacho de la "Mukata", en Ramala, al ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank Walter Steinmeier, cuyo país ejerce la presidencia de turno de la Unión Europea (UE).

Se supone que el presidente Abás llamó a Steinmeier a interceder ante sus colegas de la UE para que reconozcan al nuevo Gobierno palestino y reanude su ayuda financiera.

El ruinoso embargo, impuesto hace más de un año al Gobierno de Hamás, encabezado por el primer ministro Ismail Haniye, quien se halla ahora al frente de la nueva coalición con Al Fatah se debe a que durante el primer Gobierno de Haniye y tampoco como parte del constituido hace dos meses tras el acuerdo de La Meca con Al Fatah, aceptó explícitamente Hamás tres exigencias de la comunidad internacional para impulsar el estancado proceso de paz en Oriente Próximo: que reconozca la legitimidad de Israel, que respete los acuerdos firmados con él y que deponga las armas.

Entrevistas previas

Antes de esa entrevista, Steinemier se reunió en esa ciudad con el ministro de Información palestino, Mustafá Barguti, y en la de Belén con el titular de Finanzas, Salam Fayad, quien le exhortó a que la UE levante el boicot que mantiene contra el nuevo gobierno de unidad entre los movimientos islamista Hamás y nacionalista Al Fatah, según fuentes de su Ministerio.

La reunión con Fayad, del sector independiente en el Gabinete Nacional de unidad, ha sido la primera de una personalidad del Gobierno alemán con un ministro palestino.

Steimeier también se entrevistará esta tarde en Ramala con su colega palestino Ziad abú Amer, un independiente allegado a Al Fatah, cuyo líder es el presidente Abás.

Relaciones con el nuevo gobierno

Los miembros de la UE -Estados Unidos, la UE, Rusia y la ONU- se abstienen de reunirse con ministros de Hamás pero lo hacen con los de Al Fatah o independiente.

La UE no ha dejado de transferir fondos a los palestinos, de quienes es la principal donante, pero lo hace mediante un mecanismo especial de ayuda a la ANP, no al Gobierno.

Tras la creación del nuevo Gobierno palestino, sólo Noruega y Sudáfrica han entablado relaciones con el primer ministro Haniye.