Paulina Rubio y "Colate" tras contraer matrimonio en la ceremonia religiosa.
Paulina Rubio y "Colate" tras contraer matrimonio en la ceremonia religiosa. EFE/Elizabeth Ruiz

Paulina Rubio y su marido, el empresario español Nicolás Vallejo-Nájera, "Colate", quieren casarse de nuevo por el rito maya, desveló la artista en la exclusiva sobre su boda que publica la edición mexicana de la revista "¡Hola!".

"El rito es recibir el café, el azúcar y la sal y tirarlo al agua", explicó la cantante, quien añadió que "los antiguos mayas se lo ofrecían a los dioses para asegurar un buen año, lleno de prosperidad".

La pareja ya se casó por el rito católico el pasado lunes 30 de abril en el parque natural Xcaret, en el Caribe mexicano.

"¡Hola!", a quien Paulina concedió la exclusiva, muestra la fiesta del día anterior al enlace, los momentos previos a éste y la boda.

A lo largo de 60 páginas, "Pau" y "Colate" hablan de su nueva situación y posan junto a los invitados.

La "Chica Dorada" afirma que ella y su marido vivirán entre Los Ángeles, Miami y Madrid, ciudad esta última donde ya disponen de "una casita".

La luna de miel de la pareja será un viaje de tres semanas por diversas ciudades del mundo, aunque la cantante no especificó cuáles.

"Soy tradicional, pero también contemporánea y moderna", confesó Paulina, para quien la prioridad ahora es la familia.

"Colate", por su parte, afirmó que no le impone ser un hombre casado y que la experiencia que le cambiará será ser padre.

"Se trata de una enorme responsabilidad, aunque yo tengo muchas ganas de tenerla", dijo.

A pesar del previsible calor caribeño, que no fue tal finalmente, el empresario español lució chaqué durante la ceremonia ya que sólo piensa casarse "una vez en la vida" y la ocasión lo merecía, afirmó.

La cantante caminó al altar del brazo de su padre, Enrique Rubio, mientras que el novio lo hizo acompañado de su madre, Sabine Deroulede. Al final de la ceremonia se soltaron palomas blancas.