Policías antidisturbios turcos corren detrás de un manifestante
Policías antidisturbios turcos corren detrás de un manifestante el 1 de mayo en Estambul. EFE/Tolga Bozoglu

Las "Manifestaciones por la República", como han llamado sus promotores a la serie de multitudinarias concentraciones en todo el país contra el Gobierno islamista moderado del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), continuaron el sábado en las ciudades de Manisa y Çanakkale. En la primera ciudad la policía estimó entre 60.000 y 70.000 manifestantes.

Estas dos localidades poseen gran simbolismo pues de Manisa, al oeste de Turquía, es originario el presidente del Parlamento turco, Bülent Arinç, considerado el líder del ala más conservadora del AKP.

Çanakkale, en los Dardanelos, al noroeste de Turquía, fue el escenario de una de las batallas más importantes de la Primera Guerra Mundial, donde el Ejército otomano, comandado por Mustafá Kemal Atatürk, detuvo a un contingente formado por tropas ingleses, australianas y neozelandesas, por lo que el lugar tiene mucha importancia para los nacionalistas turcos.

Las manifestaciones han sido organizadas por la Asociación del Pensamiento Kemalista (ADD), dirigida por el general retirado Sener Eruygur, que pretende defender el laicismo vigente en el país ante lo que considera ataques del Gobierno dirigido por Recep Tayyip Erdogan.

Cambio constitucionales

Según Reuters, un comité parlamentario ha aceptado las propuestas del primer ministro, Tayyip Erdogan, para realizar los cambios constitucionales necesarios para que sea el pueblo y no el Parlamento el que elija al presidente, dijo la agencia de noticias Anatolian.

Los cambios, que podrían aumentar las probabilidades de que el candidato presidencial del Partido AK en el poder, el ex islamista Abdulá Gül, se convierta en jefe de Estado, podrían ser aprobadas por los parlamentarios en los próximos días.

Ya van 3 marchas

El pasado 14 de abril se organizó la primera marcha en Ankara que congregó a unas 300.000 personas contra la pretensión de Erdogan de presentarse como candidato a la presidencia de la República.

Posteriormente, cuando se oficializó la candidatura del ministro de Exteriores, Abdullah Gül, se celebró en Estambul otra multitudinaria protesta en la que participaron más de un millón de manifestantes el pasado día 29 de abril.

Durante la pasada semana, una vez bloqueada la elección presidencial y con comicios anticipados a la vista, se siguieron celebrando pequeñas protestas en varias ciudades del país como la que reunió a 10.000 jóvenes en la Universidad de Çukurova (Adana).