El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, firmó el viernes un decreto que autoriza la ruptura de la patente de un medicamento del laboratorio Merck & Co usado para el tratamiento del sida, después de que ambas partes no llegaran a un acuerdo sobre su precio.

Brasil pretende importar alguna de las versiones genéricas más baratas del antirretroviral Efavirenz que se producen en India, medicamento que utiliza el 38% de los pacientes.

Las conversaciones sobre una rebaja en el precio del medicamento de Merck se interrumpieron el jueves, cuando el país sudamericano rechazó una reducción del 30 por ciento ofrecida por la compañía.

Merck dijo en un comunicado que la decisión de Brasil envía una señal "decepcionante" a los productores farmacéuticos y podría disuadir a las inversiones para atender enfermedades que afectan a los países pobres.

Medicamentos a precio justo

"Estamos dando un paso importante, esto vale con ese medicamento, así como vale con otros medicamentos (...) si no tiene un precio justo tenemos que tomar esta decisión", dijo Lula en la ceremonia en la que firmó el decreto.

De acuerdo con las normas internacionales, un país puede quebrar la patente de un medicamento emitiendo una "licencia obligatoria", que permite la fabricación e importación de productos genéricos en casos de emergencia pública.

Según datos del Ministerio de Salud de Brasil, en la actualidad este país cuenta con 433. 000 casos de SIDA registrados hasta julio del 2006.

La tasa de incidencia fue creciente hasta la mitad de la década de 90, llegando, en 1998, a cerca de 19 casos de SIDA cada 100 mil habitantes siendo las regiones más afectadas por la enfermedad el Sur y el sudeste.

Esta es la primera vez que Brasil recurre a una licencia obligatoria, o ruptura de una patente, prevista en el acuerdo de propiedad intelectual de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

"No es posible que alguien se haga rico con la desgracia de los otros (...). No sólo desde el punto de vista ético es una grosería, sino que desde el punto de vista político económico es una falta de respeto", afirmó Lula.

Según el Ministerio de Salud de Brasil el genérico para sustituir el antirretroviral Efavirenz puede ser adquirido en la India a 45 centavos de dólar la unidad, frente a los 1,59 dólares cobrados por Merck antes de comenzar las fracasadas negociaciones.